Arica e Iquique serían una mejor opción frente a posible operador boliviano en Puerto de Ilo

arica puerto de bolivia

Desde comienzos de marzo,se ha ido reactivando la posibilidad de que Bolivia administre una concesión portuaria en el puerto peruano de Ilo, tema que estuvo también en la agenda binacional durante el 2015 en el marco del Tratado de Ilo que data de 1991 y que, incluso, otorgó una playa al país altiplánico por 99 años. Recientemente, la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia convocó a empresas para participar del proceso de licitación de un terminal que -para su habilitación y modernización- requeriría de mil millones de dólares, lo cual de concretarse imprimiría nueva competencia a los puertos del norte de Chile que, a juicio de sus ejecutivos, seguirían siendo mejores alternativas para mover las cargas de las empresas bolivianas, señala el reportaje realizado por Portalportuario.

La zona de Ilo cuenta con seis terminales portuarios, siendo uno de ellos propiedad de la Empresa Nacional de Puertos de Perú (Enapu). El complejo fue construido en 1970 sobre una superficie de 81.445 metros cuadrados; sin embargo, a diferencia de los otros complejos no se ha consolidado para la transferencia de carga internacional. Pese a lo anterior, es visto por Bolivia como una opción para dejar de depender de los servicios portuarios de los puertos chilenos, en especial, de Arica que -según ha manifestado David Sánchez, presidente de la ASP-B- carece de espacios suficientes para su carga.

Arica; sin embargo, ha aumentado progresivamente el manejo de mercancías bolivianas pasando de 650 mil toneladas en 2004 a 2,4 millones de toneladas en 2014. Además, el centro portuario ariqueño, tanto a nivel estatal como de su concesionario Terminal Puerto de Arica, ha sostenido una serie de inversiones para incrementar la eficiencia y movimiento de cargas del comercio exterior del país vecino.

Iván Silva, gerente general de la Empresa Portuaria Arica, comentó a PortalPortuario.cl que “las importaciones y exportaciones de productos y mercancías no dependen exclusivamente de lo que ofrezca un puerto en especial, sino que depende principalmente de la Cadena Logística en la cual está inserta el Puerto, considerando conectividad vial y ferroviaria, trasporte terrestre y marítimo, líneas navieras, seguridad en rutas, servicios complementarios, recurso humano, infraestructura, etc”.

Una idea similar planteó su par de la Empresa Portuaria Iquique, Alfredo Leiton, quien sostuvo que “las empresas optan por usar un puerto por diversos factores: la frecuencia naviera, el servicio logístico y el transporte, en síntesis, la decisión de transferir por un puerto y no otro, se reduce al tiempo y costo final. Más allá de las alianzas, la competencia de los puertos que atienden la macroregión andina debiera estar orientada a prestar un servicio coordinado con todo el sistema logístico-portuario. El desafío es contar con una cadena ágil y con mejores prestaciones, de manera que genere valor a las empresas bolivianas. Respecto de la logística, los gerente generales de ambos puertos aseguraron que sus complejos cuentan con servicios de altos estándares que los convierten en alternativas competitivas para el flujo de carga de Bolivia.

Hoy el Puerto de Arica y su cadena logística es una de las mejores a nivel sudamericano, posee un servicio eficiente y de calidad, un Antepuerto para camiones y zonas de respaldo adicionales al puerto, para acopio y almacenamiento de carga, se cuenta con la ruta más corta hacia las principales ciudades de Bolivia, se poseen condiciones especiales para la carga en Transito de Bolivia, como; almacenamiento liberado por un año para las importaciones y 60 dias para las exportaciones, tarifas preferenciales, servicios libres de impuestos, etc”, comentó Silva.

El Puerto de Iquique tiene hoy las condiciones para ser una buena alternativa para la carga boliviana. Hace algunos años el Gobierno de Chile emitió un decreto para habilitar Iquique como puerto de libre tránsito para Bolivia, y a la vez, se ha invertido en la conectividad vial: Hoy la ruta Iquique-Colchane está completamente terminada, sin embargo, quedan por pavimentar algunos tramos de la ruta Pisiga-Oruro. De todas formas, la carga boliviana ha aumentado más de un 100% en los últimos 10 años, dando cuenta del impacto de los avances y asimismo, relevando la necesidad de operar el decreto y completar la ruta”, añadió Leiton.

Leiton también entregó como dato adicional que las distancias entre los puertos de Arica e Iquique y las principales ciudades de Bolivia son prácticamente las mismas entre dichos centros urbanos y el Puerto de Ilo.

Así, por ejemplo, la distancia entre La Paz e Ilo es de 505 kilómetros, mientras que a Arica es de 488 kilómetros y a Iquique de 683 kilómetros.

Estadísticas

En el caso de Arica, que el año pasado movilizó más de 3 millones de toneladas, el puerto ha incrementado sostenidamente su transferencia de carga al servicio del comercio exterior de Bolivia “esto, producto de las inversiones en tecnología, infraestructura y equipamiento, lo que ha incidido en proporcionar servicios de calidad y eficientes, mejorando notablemente la competitividad del Puerto de Arica a nivel nacional e internacional, de hecho casi el 70% del comercio exterior de Bolivia que sale por los puertos del Pacifico, lo transfiere este terminal”, acotó Silva.

“El año pasado el Puerto de Iquique transfirió más de 171 mil toneladas de carga boliviana. La carga boliviana corresponde a un 10% de la transferencia total del puerto de Iquique”, apuntó Leiton.

Ese volúmen podría incrementarse en Iquique, toda vez que el concesionario Iquique Terminal Internacional ha sostenido un esfuerzo en captar nuevos clientes en ese país con apertura de oficinas en La Paz y Santa Cruz.

“Mejorar”

Si bien Arica es la principal puerta de entrada y salida de los productos bolivianos, el gerente general de la estatal sostuvo que la posible llegada de un nuevo competidor boliviano en el Pacífico impulsará a los puertos chilenos a mejorar.

“Agregar un puerto más dentro de los que hoy compiten por atraer a los importadores y exportadores de Bolivia para proporcionar los servicios portuarios, nos incentivará a mejorar aún más nuestra competitividad para fidelizar a nuestros actuales clientes y potenciar nuestras estrategias para captar incluso, nuevos clientes. Para los puertos de Iquique y Antofagasta, los efectos serían muy menores, por cuanto transfieren otros tipos de cargas, destacándose que las cargas Bolivianas que se transfieren por esos terminales, son marginales”, dijo.

Esta última opinión fue compartida por Diego Bulnes, gerente general de Terminal Puerto de Arica, quien consultado por PortalPortuario.cl, respondió brevemente que la compañía está enfocada en dar servicios portuarios competitivos y de calidad.

“Como TPA debemos seguir trabajando en entregar servicios competitivos y de calidad a nuestros clientes para consolidar y aumentar nuestra participación en las cargas de la Macro Región Andina”, afirmó el ejecutivo.

Fuente: Portalportuario