Arica: Puerto al Servicio de Bolivia

arica puerto de bolivia

Hoy les contaremos acerca de lo que está ocurriendo en Arica, la ciudad de la eterna primavera, aquella famosa por el Morro y por su condición de fronteriza extrema. La superficie de esta región es de 16.898,6 km2, lo que representa el 2.24% de la superficie del país. Su población es de 189.644 habitantes, equivalente al 1,24% de la población nacional. La región está dividida administrativamente en 2 provincias y 4 comunas, y su capital es Arica. La creación de Arica y Parinacota se formalizó con la promulgación de la ley Nº 20.175 por parte de la Presidenta Michelle Bachelet, el 23 de marzo de 2007 en Arica.

Nace el puerto y luego la ciudad

Sus inicios como bahía surgen con la actividad pesquera artesanal y recolección de los productos que en esa época abundaban en las costas. Con los primeros viajes de los españoles hacia el sur del Virreinato del Perú, de a poco Arica empieza a ser considerada en las cartas de navegación. Gracias a su privilegiada ubicación abundancia de alimentos y agua la convierten en un puerto de recalada obligatorio en los trayectos de nortea sur y viceversa.

Fue en 1840, que Arica empieza a tomar un nuevo auge gracias a que en Perú ya se firmaba la paz interna y se incorporaba en los planes y medidas de modernidad nuevas inversiones para la ciudad.

Al término de la Guerra del Pacífico (1879 -1884), Arica y, en consecuencia, el puerto, pasaron a ser territorio chileno. Arica se consolida como el puerto de entrada norte de Chile, por lo que se inicia un trabajo de incentivo al desarrollo y progreso local, con el objetivo de afianzar y captar el comercio de las mercaderías en tránsito a Bolivia y sur del Perú.

Luego de ello se inicia un plan de mejoramiento de la infraestructura portuaria de mayor envergadura, construyendo en 1928, el “Muelle del Ferrocarril”, el que nace principalmente como complemento de las labores ferroviarias que desde 1913 se realizaban entre Arica y La Paz.

“En 1951 se entrega el primer espigón construido por el ingeniero Sr. Raúl Pey Casado y con la declaración de Arica como “Zona Aduanera Libre” en 1953, el fuerte movimiento portuario y la creación de la Junta de Adelanto de Arica, ayudan a concretar la obra de mayor inversión “El Puerto Comercial de Arica”. Desde esa fecha comienza una nueva era en movilización de carga, producto de los volúmenes alcanzados y la condición de territorio trinacional”, según documento facilitado por la empresa portuaria de Arica, EPA.

 

Puerto de Arica al servicio de Bolivia

“Somos una ciudad Puerto”. Con esa afirmación inicia la entrevista el Alcalde Arica, Salvador Urrutia quien asegura que “inicialmente los habitantes, eran colonos que se dedicaban a la pesca y a recoger mariscos. De tal manera que la creación de la ciudad como tal, empezó a ser utilizada como puerto, fundamentalmente al servicio de Bolivia, porque no hay que olvidar que desde el siglo 17 los reyes declararon a Arica como el único puerto de entrada y salida de mercaderías a Bolivia. Por lo tanto sus inicios son determinados para la carga y transporte de mercancías bolivianas”.

En las primeras etapas de la independencia, y tras la Guerra del Pacífico, Arica se convirtió en el puerto natural de Bolivia. En la actualidad eso no ha cambiado. “La cosa sigue siendo lo mismo, es el Puerto de Bolivia”, asegura el Alcalde, quien además manifiesta un fuerte sentido nacionalista que se demuestra cada semana cuando los ariqueños cantan el himno nacional y se reúnen para izar las banderas y declarara que Arica es de Chile.

“Los ariqueños tenemos claro que Arica es el puerto natural de Bolivia, por lo que no es un tema ni si quiera de conversación. Además de eso, la población y las autoridades chilenas tenemos muy incorporado en nuestras políticas y todos los temas, que debemos facilitar que esa condición se mantenga y se fortalezca y eso era mucho más intenso cuando teníamos el ferrocarril Arica la Paz que se creó con el acuerdo de 1904”, comenta Urrutia.

Ese ferrocarril era la mayor empresa que operaba en Arica, dado que no había caminos que unieran Arica con La Paz, por lo que era un gran polo de trabajo y conexión. Eso cambió con la llegada de las carreteras y los caminos que hoy existen, por lo que el tren pasó a ser secundario. Hoy se calcula que cerca de 300 camiones entran y salen a diario de la región trayendo y llevando productos de Bolivia.

La población ariqueña tiene claro, según su alcalde, que el puerto de Arica cumple un rol fundamental con el comercio, y el intercambio boliviano y no quieren que eso cambie . “Queremos que continúe su curso natural. Para Arica hablar de Bolivia, es como hablar de aire y del sol, lo más natural del mundo”.

Inversión portuaria

En Arica, se percibe que la inversión que se está haciendo en el puerto es creciente. La empresa portuaria tiene que invertir en razón de las cargas que le llegan. La realidad y los números indican que las cargas que están llegando desde Bolivia están aumentando. Prueba de ello es que hace 10 años se movían 1 millón de toneladas al año, de las que más o menos un 80% es de origen boliviano, otro 10% para lo que se consume en Arica, otro porcentaje muy bajo para el resto de las regiones, y un 3% para Perú. Estos son datos aproximados.

Según información que nos entrega Urrutia, actualmente son 3 y medio millones de toneladas, por lo que en 10 años se ha triplicado la cantidad de carga que mueve el puerto de Arica, por lo que se ha hecho muy necesaria la inversión que hasta ahora se ha visto que está muy alineada con la necesidad. Grúas modernas, nuevos frentes de atraque, almacenamiento, etc. Por lo que la autoridad señala que “han notado que la inversión ha ido de la mano con el aumento de la carga y eso nos parece muy bien”.

Un Mega Puerto Logístico para Arica

Pero no todo puede ser tan positivo. Aquí es donde surgen los primeros “peros” de la autoridad. Salvador Urrutia, indica que “para avanzar al paso siguiente que es transformarnos en el gran puerto del corredor bioceánico del norte que viene desde Brasil, por Bolivia, hasta Arica, y seguramente también por los puertos peruanos y de paso Iquique, hace que tengamos que invertir, necesariamente, mucho más para desarrollar e invertir en un Mega Puerto, que ya está proyectado y que se emplazará en el norte de Arica al lado del aeropuerto más o menos a 15 kilómetros al norte de la ciudad.”.

El plan que tiene la ciudad de Arica, en conjunto con el Comité de Desarrollo Regional, los urbanistas, etc. es que el Gran puerto debe trasladarse al norte, donde se pueda desarrollar y recibir 20 o 30 millones de toneladas al año. El actual no es suficiente, todo indica que podrá llegar a transportar hasta 6 o 7 millones de toneladas, no más. De todas maneras se necesita un nuevo puerto y el lugar natural para construirlo es al norte de Arica, al lado del aeropuerto.

Lo anterior requiere, evidentemente, de grandes inversiones y mucho más grandes que las que se han hecho hasta ahora. Es por eso que los ariqueños, creen que el Estado chileno debe asociarse con los privados para que se desarrolle este Mega Puerto, en las próximas décadas. “No hablamos de años, ni de mediano plazo, porque sabemos que el nivel de infraestructura que se requiere necesita un tiempo largo de trabajo. Hablamos de al menos 10 años para ver algo más concreto de esta megaestructura” comenta Urrutia.

Incidencias

“O sea, la construcción del nuevo puerto lo único que hace es ayudar a que se termine con las externalidades que ya existen en Arica”, asegura enfático el Alcalde.

“El daño al borde costero, el paso de los camiones por las calles interiores, el tránsito que se ve agobiado, tenemos muchas molestias con los camiones. Justamente todas esas externalidades negativas que hoy afectan a la ciudad desaparecerían al construir una infraestructura lejos de la ciudad que venga a soportar todas estas necesidades”. El turismo es algo que preocupa a la autoridad. “Tenemos que priorizar las acciones hacia ese punto. Como segundo punto a priorizar es seguir potenciando el foco logístico en el que nos hemos convertido dado el intercambio de carga y actividades relacionadas al comercio marítimo. Para eso es que estamos trasladando nuestro puerto hacia el norte de la ciudad con el fin de no perjudicar el turismo. Tenemos el deber de unificar las actividades para seguir potenciándolas” asegura el edil.

El tercer foco que preocupa a Urrutia es seguir cuidando y potenciando la agricultura. “Tenemos valles fértiles que nos permiten llevar nuestros productos a todo Chile, especialmente al norte, pero Santiago también recibe nuestros productos y en un porcentaje importante estamos exportando, por lo que el desarrollo agrícola también es un foco que debemos cuidar y seguir trabajando”.

“Todos los Gobiernos de estos últimos años han ayudado mucho, pero el actual lo ha hecho de forma decisiva”, asegura la autoridad, quien comenta que “se están invirtiendo mil millones de dólares en los próximos 3 años para desarrollar toda la infraestructura del borde costero, carreteras, mejorar la logística de la ciudad, crear condiciones para mejorar el turismo y las actividades económicas de la zona. Se está invierto constante en la carretera que nos une con Bolivia, lo que se traduce en un gran centro bifronterizo para los controles de aduana con la frontera con Bolivia y Perú. Alrededor de 6 millones de personas son las que transitan al año en la frontera de Chile y Perú, por lo que se ha convertido en el paso fronterizo con mayor movimiento entre los pasos que existen en Chile”.

Se podría decir que los gobiernos, se están preocupando por la inversión en la región. Actualmente se está trabajando un nuevo plan de zonas extremas que se no sólo está beneficiando a Arica y Parinacota sino también a Magallanes. Lo va a que permitir que la zonas extremas puedan desarrollar planes de futuro mucho más sólidos.

Salvador Urrutia, señala que “la infraestructura para el desarrollo portuario se está trabajando de manera sólida y avanzando. La gente del TPA me comentó que durante este primer semestre se echarán a andar los trabajos de Antepuerto en Lluta lo que va a permitir que todos los camiones de exportación que vienen de Bolivia, no tengan que entrar a la ciudad de manera tal que esperen ahí que los atiendan los barcos con los que harán negocios. Lo que disminuirá la congestión de tránsito que se genera en la ciudad. También ofrecerá facilidades para que los camiones que habitualmente se están estacionando dentro de la ciudad, puedan estar ahí a muy bajo costo. Creemos por lo tanto, que TPA y EPA aún cuando están respondiendo un poco atrasados a las consecuencias que trajo el crecimiento en el movimiento de carga, lo están haciendo de manera diligente”.

Los fenómenos de intercambio de carga, son paulatinos y van generando cambios y realidades de crecimiento. Todo indica que las cargas, van a seguir aumentando hacia los puertos del norte de Chile y el sur de Perú, porque todo lo que Brasil produce, que son casi 400 toneladas de exportación, en algún minuto van a empezar a salir hacia el Pacífico, lo que indica que este polo se convertirá en la gran alternativa de paso para esas cargas, dado que es el mejor situado, ya que está medio a medio. En 50 años más Arica, según Urrutia, será considerado como el gran polo de desarrollo de comercio marítimo y de transporte marítimo porque es un destino natural, que va a llegar a medida que aumenten las cargas y eso va a ocurrir porque Asia necesita los productos de Sudamérica y el mayor productor es Brasil y la mitad de Brasil está más cerca del Pacífico que del Atlántico. El edil comenta que “hemos tenido visitas de empresario del Mato Groso y siempre nos dicen que ojalá pudieran salir al Pacífico por Arica ya que por el Atlántico es mucho más caro y complicado”.

Cohabitando de manera armónica

“Yo que yo veo es que la cohabitación y colaboración entre ciudad y puerto van a ir mejorando. Ya que por una parte el puerto tiene que crecer pero fuera de ciudad en el norte al lado del aeropuerto. Toda la congestión que existe actualmente en la ciudad debido a los camiones de carga que se trasladan al puerto, debe cambiar y a través de medidas como el Antepuerto primero y, luego, con el traslado del puerto hacia el norte, eso va a ocurrir. Permitirá que el destino turístico y el transporte y comercio marítimo puedan coexistir de forma amigable y así vamos a obtener el máximo de beneficios para la calidad de vida de los que vivimos en Arica”, puntualizó.

EPA – Empresa Portuaria de Arica

Frente a las disyuntivas que surgen entre la actual relación Puerto ciudad, la Empresa Portuaria de Arica EPA manifiesta que uno de los principales desafíos que tenemos los puertos en general no sólo es la obligación y el deber técnico y normativo de atender las demandas de nuestros potenciales clientes con mejores servicios logísticos, sino que también tenemos el compromiso con la comunidad en la cual estamos insertos.

Como Puerto Arica nuestra principal preocupación es el medio ambiente. El recibir el Premio Puerto Verde hace algunos años, nos generó un compromiso, no sólo con el medio ambiente, sino también con nuestros trabajadores.

Por eso, junto con aplicar medidas mitigadoras, también es necesario preocuparse de contar con tecnología de punta que nos permita garantizar el manejo encapsulado de los minerales, procedimientos limpios y operaciones que garantizan el resguardo del medio ambiente.

También es importante continuar mejorando las condiciones tecnológicas para recepcionar las cargas, de manera de garantizar la seguridad y eficiencia, tanto para los clientes como para los trabajadores, en las operaciones.

Respecto del crecimiento que han presentado este último quinquenio EPA señala que Arica es un puerto que está en constante crecimiento, tenemos que ser capaces de continuar respondiendo a las demandas de nuestros clientes con tarifas competitivas, con la infraestructura adecuada y en los tiempos que se requieren para que la cadena logística sea eficiente.

En los últimos años el nivel de transferencia de carga se ha incrementado en más de 17 %, siendo el mercado boliviano el más importante con un 78 % de las exportaciones que se manejan por el Pacífico.

Sin duda, este crecimiento genera externalidades negativas para la comunidad, lo que estamos trabajando en distintas opciones para disminuir los tacos que se provocan en los principales accesos al puerto,

Y como estamos conscientes de que las operaciones siempre generan impacto en la comunidad, vamos a continuar potenciando nuestro rol en la comunidad, trabajando con las organizaciones sociales, apoyando el desarrollo cultural y, sobre todo, promoviendo el quehacer del puerto.

Para ello, se continuará potenciando el programa “Conozca su Puerto”, donde distintas organizaciones, estudiantes y otras instituciones recorren el puerto para conocer en terreno las operaciones.

Estamos conscientes que un puerto que crece, por la ubicación que hoy tenemos, genera efectos colaterales en la ciudad como los atochamientos.

Por ello, estamos trabajando en iniciativas de corto y largo plazo. La primera de ellas es la construcción de un antepuerto, el que ya se encuentra en su fase final, que significó una inversión de 3 millones de dólares.

Este proyecto nos permitirá mejorar la planificación y espera previa al ingreso al recinto portuario, lo que permitirá abordar los impactos que genera en la comunidad el alto número de camiones que transitan por las proximidades del puerto.

El antepuerto o nodo logístico componente integral del Puerto de Arica, se encuentra ubicado a 11 kilómetros del Puerto, es parte de la Empresa Portuaria Arica, el que permitirá albergar alrededor de 250 camiones en forma instantánea los cuales transitan con carga de exportación desde Bolivia al Puerto de Arica.

El recinto, ubicado en una posición estratégica, paralela y directamente conectado con la Ruta 11 CH y a la vía del Ferrocarril Arica a La Paz, contará con diversos servicios para los conductores.

Con el uso del antepuerto, los camiones ingresarán a puerto según la programación definida previamente, de esta manera se reducirá la congestión de ellos que se produce en las arterias de acceso al puerto y se optimizarán los tiempos de la cadena logística integral.

Por otra parte, finalizamos el estudio de mejoramiento del acceso al puerto lo que nos permitirá ampliar el acceso vehicular y peatonal, reordenando los flujos y sistemas de ingreso.

Obligados a Innovar

Los puertos en general tenemos la obligación de aplicar medidas de innovación vinculadas al resguardo del medio ambiente y, especialmente, aquellas iniciativas que nos permitan acercarnos a la comunidad donde estamos insertos.

Creemos que es importante continuar invirtiendo en proyectos de automatización para la evaluación y mejora de la capacidad, rendimiento y nivel de servicio de terminales portuarios, lo que nos permite otorgar un mejor servicio a nuestros clientes.

A ello se suma el desarrollo de acciones de resguardo de medio ambiente que, en el caso de Puerto Arica, se ha traducido –por ejemplo- en la medición de la huella de carbono, una iniciativa desarrollada en conjunto por la Empresa Portuaria Arica y el Concesionario TPA, lo que nos permite aplicar medidas mitigadoras en todas nuestras operaciones.

Ya iniciamos el trabajo para la medición de la huella del agua, lo cual está orientado en una sola dirección: el cuidado del medio ambiente, todas acciones que están insertas en el Plan Estratégico de la empresa.

Una ciudad ahogada por los problemas de tránsito

Quizás una de las externalidades negativas que más preocupa a los ciudadanos es el tema de la conectividad al interior de la ciudad. Además de ellos el destrozo de las calles y la falta de criterio de los conductores de camiones que a diario circulan por la ciudad. Manuel Guajardo uno de los representantes del sector pesquero y director de la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota, comenta que desde que se construyó el puerto en la década del 50, la edificación se hizo “en el mejor lugar que existía en términos de playa en plena ciudad. Y eso, para nosotros, fue un error, ya que se le dio la espalda al mar y el mejor paseo, el más hermoso, lamentablemente se perdió”.

Guajardo, es directo y enfático en decir que “yo le echo la culpa a la empresa constructora, porque obviamente ellos tenían el Morro a un costado y lo usaron como cantera y ellos, para bajar los costos, tenían las rocas, un cerro de arena que se comieron entero. Bueno el puerto quedó ahí y hoy se ha quedado chico considerando el crecimiento de las cargas, los barcos son de mayor envergadura, el volumen de carga hacia y desde Bolivia ha crecido a un 80%. Entonces este puerto, el actual, se quedó a todas luces chico para lo que necesitamos”.

El sector pesquero artesanal está inserto en el mismo puerto, en el sector que es propietaria la Empresa Portuaria de Arica. “Ya les está molestando que los pesqueros estén ahí, nos han advertido que tendremos que dejar ese lugar porque dentro del plan de desarrollo que tiene el puerto, van a necesitar esos espacios”, asegura Guajardo quien es líder en la creación de propuestas para mejorar las condiciones tanto de los pesqueros como de la comunidad. “A partir de ello es que surge la iniciativa de crear un puerto pesquero artesanal, que no quedo corto al decirle que ya han pasado más de 20 años liderando la iniciativa y no ha pasado nada. Lo que nosotros pedimos como pesqueros es que se nos construya un puerto de las mismas características que los puertos pesqueros que hay en el resto de Chile, como en Lebú, Coquimbo, San Antonio, Punta Arenas, Chiloé, exactamente igual, y con mayor razón acá donde somos una zona fronteriza, donde tenemos que consolidar todos los factores estratégicos que son importantes como zona fronteriza-extrema, menos mal que ahora hay una carta Gantt, ya pasamos la prefactibilidad ahora ya estamos en la factibilidad que se termina a mediados de este año, después vendría el diseño y luego la ejecución, pero lamentablemente se nos ha dicho que este proyecto del puerto pesquero artesanal, recién podría estar viendo la luz el 2019. Y no entendemos que se demoren tanto. Esta es una lucha que hemos venido dando hace rato”.

Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota

Es una gran mesa público privada que está integrada por autoridades de turno, es decir, es director el Intendente, son directores los dos Gobernadores de las provincias de Arica y Parinacota, los alcaldes de las comunas de Arica, Putre, General Lagos, y Camarones, y después un representante de cada una de las actividades empresariales, tanto de los industriales, micro y macro, minería, agricultura, pesca, central única de trabajadores, uniones comunales, etc.

Aquí es muy importante destacar que los temas no se politizan. Han sido muy cuidadosos de trabajar con las autoridades de turno para no politizar la organización. Actualmente las grandes soluciones y proyectos están dadas para los recursos hídricos y energéticos y luego se destinarán a mejoras como las del borde costero, que hoy se puede ver que está prácticamente virgen. Se han hecho intervenciones pero muy pocas.

Volviendo a la inversión portuaria, acá se han invertido más de 150 MM de dólares en hacer mejoras a la infraestructura que ya existe. Se construyó un Molo antisísmico, una gran bodega de acopio, pero igualmente falta mucho por hacer. Guajardo asegura que “se necesita trasladar imperiosamente el puerto. Todo el mundo tiene conciencia de las externalidades negativas que tiene el que esté ubicado en el centro de la ciudad, con la cantidad de camiones que a diario transitan –cerca de 400- por las calles del centro, hacen pedazos las calles, no pagan peajes, provocan accidentes de tránsito lamentables,… es un caos, el tema de la movilización. Desde todo punto de vista debe existir un nuevo proyecto. La idea es sacarlo al norte de la ciudad. Con ello, dice el Director, se cumplirían varios objetivos. Primero, descongestionar el casco antiguo de la ciudad, segundo, hacer una plataforma logística de servicios, en que el ferrocarril Arica-La Paz no entre a la ciudad, sino que llegue directo allá. Este proyecto traería de la mano trasladar el sector Industrial, lo que sería inmensamente favorable para los Ariqueños porque desde que se planificó el sector industrial, que fue en los tiempos del puerto libre a la fecha, ese sector quedó rodeado de colegios, condominios, supermercados, poblaciones, etc. generando los problemas propios de estar cerca de población humana, exponiéndola a situaciones complejas que nadie quiere vivir”.

“Las autoridades se han ido organizando, quizás falta mucho todavía, pero en el caso de las poblaciones, se han ido expropiando y dando subsidios a la genta para que construya en otros sectores de tal manera de alejarlas de estos sectores que están tan contaminados por los polimetales y tanto daño hacen a las personas”, puntualiza Manuel Guajardo.

Tanto EPA como TPA en gran medida han tratado de hacer algo al respecto. Es ese sentido que Manuel Guajardo recuerda que “hace tiempo cuando transitaban los graneles, y los minerales en polvo desde Bolivia, lo que con la polución de los vientos generaba una contaminación enorme, hicieron una gran inversión construyendo un galpón de grandes dimensiones que les permitió palear en parte el descalabro que se generó en ese tiempo. Entonces en parte han ido trabajando esos temas y los camiones ya no circulan destapados, sino que con carpas que evitan que el polvo mineral vuele libremente, sin duda que el daño se produjo y quedó de antes, pero ahora, en este tiempo ya no vemos ese tipo de situaciones. Vemos que el puerto se ha preocupado. Han tratado de cumplir con una serie de normativas internacionales, y hoy se denomina el puerto verde. O sea tenemos que reconocer que han hecho un esfuerzo por hacer mejor las cosas, aún falta pero lo están haciend

Una relación de conveniencia

Guajardo señala que la relación que existe entre el puerto y la ciudadanía es más que cordial. Se hacen esfuerzos desde ambos lados para que las cosas fluyan. “El hecho de que aún mantengan al sector pesquero dentro de sus terrenos, aún cuando nos han dicho que tenemos que salir pero todavía no nos sacan de ahí, es porque tenemos buenas relaciones entre la comunidad y el Puerto, eso no podemos negarlo, pero eso no significa que todo sea fantástico. Yo abogo por el artículo 13 de la Ley general de Puertos, donde dice que la empresa portuaria debe dar las facilidades al sector pesquero y turístico, entre otros, quizás trasladándolo de un lugar a otro pero siempre dentro del mismo recinto. Creo que el sector pesquero artesanal y el industrial a quien se le termina su concesión en junio estamos supeditados a cierta incertidumbre y no estamos trabajando tranquilos, aún cuando hay un compromiso de las autoridades por construir un puerto pesquero artesanal a futuro. Después de lo que pasó con el fallo del tribunal internacional de la Haya, prácticamente al día siguiente nos invitaron a una mesa de conversación con el ministerio de economía, con las autoridades y, entre otras medidas, se dijo que el tema del terminal portuario artesanal se iba a acelerar pero las cosas han salido al revés y no se logra avanzar por razones que desconocemos ya que la inversión está, estamos hablando de montos que superan los 30 millones de pesos. A principios de año 2015 cuando vino el Ministro de Obras Públicas, estaba el Diputado Rocaful, la Directora Nacional de obras portuarias, el Director Regional de obras portuarias me invitaron, porque en el lado sur de la ciudad en las Cuevas de Anzota ahí, insitu se hizo una reunión donde se echó a andar el gran proyecto de mejoramiento del borde costero, donde también se habló del Puerto artesanal, y el Ministro dijo que había tres grandes líneas de financiamiento, una eran los fondos sectoriales, la fondos regionales, y otra parte de los fondos extraordinarios que se nos asignarán como zona extrema entonces si no hay problemas de financiamiento, por qué se está atrasando tanto, tengo la impresión de que aquí no hay voluntad política, eso es lo que falta”.

 

“Clamor de multitud y fe en el porvenir”

El Director de la mesa de coordinación asegura que “el puerto sirve de una manera enorme, si consideramos las plazas de trabajo que genera y aporta a la región. Pero más al país, debido a que da cumplimiento a los tratados internacionales. En términos negativos tenemos que soportar el atochamiento, el caos de tránsito, la congestión del casco antiguo. En alguna medida, la comunidad no disfruta de un buen puerto pesquero artesanal para el turismo entonces convivir con el Puerto metido dentro de la ciudad es conflictivo”.

Por eso, los entes involucrados en la toma de decisiones referentes a las inversiones que se están haciendo en la región, aseguran que es vital trasladar al puerto hacia la zona norte. Pero ahora tienen que enfrentarse a todos los pasos que vienen asociados, es decir la pre factibilidad, el estudio de factibilidad, el diseño y finalmente la ejecución. Todavía no se está en ninguna de las etapas. Hay que seguir empujando para que se concrete.

Guajardo finaliza puntualizando que si “concretamos los temas, es importante consignar que los adelantos que se hagan en la región deben hacerse con fondos regionales, pero si hablamos del Puerto, que es un aporte al país, este debiera ser financiado con fondos sectoriales.

Terminal Puerto de Arica TPA

La industria portuaria en Arica posee la misión de apuntalar tanto el desarrollo económico regional como la expansión del comercio exterior de nuestros vecinos, principalmente Bolivia. Nuestro puerto materializa los acuerdos internacionales de libre tránsito firmados entre Chile y Bolivia. Por lo tanto, somos un actor estratégico en la Macro Zona Andina y un primer desafío es preservar ese liderazgo con buena gestión e inversiones económicas y ambientalmente sustentables.

El puerto, desde que fue entregado en concesión en 2004, ha invertido cerca de 100 millones de dólares en ampliar su capacidad y contar con una infraestructura eficiente y sustentable. En términos ambientales, por ejemplo, nuestro Terminal de Graneles Minerales se construyó ajustándose a todas las normas de hermiticidad para morigerar la emisión de material particulado. Del mismo modo, medimos nuestra huella de carbono cada año y nos preocupamos de promover el ahorro energético a través, por ejemplo, de la instalación de luminarias de bajo consumo o dispositivos que reduzcan el uso de combustible para el funcionamiento de las grúas.

Para nuestra empresa, uno de los desafíos más importantes es entregar un servicio de alta calidad hacia nuestros clientes. El 80% de la carga que movilizamos es boliviana, (tanto exportación e importación) y son miles los clientes de ese país que confían en nosotros. Por lo mismo, reforzar nuestra orientación al cliente implica mantener relaciones cordiales y de confianza con nuestros vecinos bolivianos, que transfieren su carga por nuestro puerto, así como un trato deferente respecto de los transportistas que cada día viajan cientos de kilómetros con su carga hasta Arica.

Otro importante desafío es seguir conectándonos con nuestra ciudad. Es así como cada año se efectúa la Media Maratón TPA; abrimos el puerto a centros educacionales para que conozcan lo conozcan a través de visitas guiadas y poseemos un estrecho vínculo con CONIN, donde tanto la empresa como nuestros colaboradores establecen un compromiso con el desarrollo de los niños que están en esa institución a través de la participación en conmemoraciones como el Día del Niño, Navidad y Fiestas Patrias. Efectuamos un programa de educación dual para la carrera de Técnico de Operaciones Marítimo Portuarias del Liceo Domingo Santa María. Contamos también con el “Fondo Concursable de Participación Ciudadana TPA”, que pone a disposición recursos para actividades ligadas a distintas organizaciones, empresarios y micro empresarios.

¿De qué manera han ido creciendo y cuál ha sido la percepción de la comunidad al respecto?.

Desde 2004, el puerto ha triplicado la cantidad de carga que moviliza. Desde 1 millón de toneladas hace diez años sobrepasamos a las 3 millones de toneladas, en 2013 y 2014. El aumento de la carga conlleva un mayor número de camiones que transitan por la ciudad y, en ese sentido, hemos estado siempre adoptando medidas de iniciativa nuestra o con las autoridades para minimizar el impacto vial. Para explicarlo en concreto, tratamos de incentivar que los camiones permanezcan el menor tiempo posible en el puerto, de manera que entren y salgan de la ciudad en forma expedita y que en lo posible no estacionen en ella. Existe un Truck Center en la zona del Valle de Lluta, donde pueden aparcar los camiones y que ofrece servicios a los transportistas. Del mismo modo, contamos con un Club de Choferes que entre otras cosas otorga beneficios a los conductores que se capaciten, por ejemplo, en las leyes de tránsito y en esta labor quiero reconocer la encomiable participación de Carabineros de Chile. En términos generales, mantenemos un diálogo fluido con las autoridades para ir evaluando los problemas en forma conjunta y buscando soluciones. Nuestra percepción es que somos una actor que aporta y que es bien recibido por la comunidad ariqueña.

¿Cómo se enfrentan los desafíos estructurales del puerto?

Actualmente estamos trabajando con el Estado y la autoridad portuaria el desarrollo de un plan de inversiones que nos permita aumentar las capacidades del puerto y crecer junto con el aumento de cargas de nuestros clientes, en especial, Bolivia.

¿Cómo evalúan el tema de las externalidades que generan como industria portuaria?

El puerto es parte de una cadena logística y como eslabón importante de ella debemos trabajar con los distintos actores para ser más eficientes. El objetivo es potenciar el beneficio a nuestros clientes y comunidad, en términos de eficiencia, empleo y actividad económica. Por dar algunos ejemplos por parte del puerto, la externalidades que se generan se van abordado de diferentes maneras: cumpliendo con altos estándares ambientales en sus instalaciones; promoviendo la eficiencia energética; midiendo la huella de carbono y orientando acciones para reducirla; coordinándose con las autoridades en busca de soluciones al problema del tránsito; entre otras acciones

¿Cuáles son los próximos proyectos y de qué manera se maneja la percepción de la comunidad? (Antepuerto).

Creemos que mejorar toda la cadena logística es relevante para la ciudad de Arica. En ese sentido, la ciudad ha estado orientada hacia su puerto desde ya la época de la colonia, cuando transportaba plata desde la zona de Potosí. Estimamos que deben explorarse precisamente proyectos que sirvan el comercio exterior, siempre balanceando el impacto que puede generar en la comunidad y el entorno.

 

Puerto – Logística de la mano.

En 1960 la “Junta de Adelanto” permitió la construcción del puerto, instaurar una zona de puerto libre y el desarrollo de diversas industrias. Creemos que Arica hoy debe responder a la vocación que tiene como región que es agregar valor a las cargas que transitan por ella.

De este modo, la logística asociada al puerto puede ser igual de importante para la comunidad que la actividad portuaria. Los servicios vinculados al comercio exterior de distinto orden pueden potenciar la actividad económica regional: podemos imaginar desde alojamiento y servicios a naves hasta aquellos asociados al transporte. Creemos que este es un área de mucho potencial que puede ser explotada en Arica y transformarse en un eje de desarrollo regional.

Actualmente, nos sentimos orgullosos de haber contribuido a la región de Arica y Parinacota con empleo y nuevas inversiones y creemos que la expansión del comercio exterior continuará brindando nuevas oportunidades de desarrollo.