Armada repara 10 boyas de señalización marítima en ruta comercial de Magallanes

Siguiendo un riguroso plan de señalización marítima, la Armada de Chile realiza el mantenimiento de Boyas Pilares necesarias para la navegación segura de todo tipo de embarcaciones en los canales de Chile.

Este tipo de infraestructuras poseen pesos de entre 25 y 30 toneladas y se ubican en el fondo del mar, por lo que su extracción, mantención y reinstalación consideran trabajos de gran envergadura, realizados por el Buque Boyero BRS “Ingeniero Slight”.

La unidad, a la fecha ha realizado la mantención de la señalización marítima comprendidas entre el área de Angostura Inglesa y Puerto Williams, contemplando 6 boyas pilares y 4 convencionales, para lo cual la dotación y capacidades del buque se someten a una fuerte carga de trabajo en los principales pasos de la ruta comercial de los mares australes.

“Somos el único buque diseñado para efectuar levantamiento y fondeo de boyas; y nos encontramos muy satisfechos y contentos de estar operando en los mares australes esperando poder cumplir con todas las tareas dispuestas de una manera eficiente como ha sido la costumbre del buque BRS “Ingeniero Slight”, indicó el Comandante del buque, Capitán de Corbeta Gerard Novion Boisier. Al término de esta comisión el buque efectuará el fondeo de boyas en el área de la Laguna San Rafael.

La Tercera Zona Naval cuenta con un total de 1300 señales marítimas desplegadas por canales y pasos magallánicos que permiten entregar seguridad a los navegantes que surcan los mares australes.

Boyas Pilares

Las boyas pilares son confeccionada de acero, y se caracteriza por su gran tamaño y soportar máximas condiciones de viento, fuertes olas, bajísimas temperaturas, lluvias copiosas y otros factores climáticos del área austral. Además, cada boya está confeccionada para un punto específico de fondeo, considerando vientos promedios, oleaje, etc. Su altura se determina de acuerdo a la profundidad de su punto de instalación. En términos generales, la Boya Pilar debe considerar una escora máxima de 15 grados con pesos de hasta 30 toneladas.