Bolivia no aceptará nuevo sistema o alza de tarifas en puerto de Antofagasta

antofa

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde aseguró el domingo que Bolivia no aceptará ningún cambio de sistema o incremento de tarifas que se imponga de manera unilateral, vertical y discriminatoria en el puerto chileno de Antofagasta, como anunció la empresa privada que lo administra.

Según el Vicecanciller, Bolivia sólo aceptará los cambios que sean definidos de manera bilateral, como manda el Tratado de 1904 y la decena de tratados vigentes entre ambos países.

“Nosotros no vamos a aceptar ningún cambio nuevo de sistema, ningún incremento nuevo de tarifas ni ninguna tecnología que se imponga de manera unilateral, vertical y discriminatoria a Bolivia. Ese es un mensaje que lo estamos dando ahora a los operadores privados de Chile”, remarcó en entrevista con medios estatales.

Aclaró que “no es una advertencia” porque Bolivia es un país pacifista, pero ratificó que no se aceptarán cambios en el puerto de Antofagasta, porque son discriminatorios para los exportadores bolivianos.

Explicó que los administradores del puerto de Antofagasta anunciaron que se implementará un nuevo sistema de “rotainers”, cuyo costo se reflejará en un incremento de tarifas para los exportadores bolivianos, principalmente de minerales.

Esa actitud -dijo- es discriminatoria porque sólo afectará a los exportadores bolivianos y es la segunda vez que se arremete contra los nacionales, ya que en 1998 cambiaron el lugar de almacenaje de minerales, a 35 kilómetros del puerto, que significó un mayor costo para el flete de ese espacio.

En ese sentido, no descartó acudir a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para abrir un panel que aborde el trato discriminatorio hacia los bolivianos en el puerto de Antofagasta.

Recordó que Chile se comprometió el Tratado de 1904 a acordar en actos especiales toda la reglamentación y normativa referente al libre tránsito para la mercadería boliviana.

“Significa que el gobierno de Chile no puede unilateralmente poner ningún a norma, tarifa o regulación arbitraria a no ser que se acuerde con Bolivia”, agregó.

El puerto de Antofagasta fue privatizado en 2003 y el gobierno de Chile traspasó sus obligaciones con Bolivia a la Empresa Portuaria de Antofagasta (EPA), recordó Alurralde.