Buscando energía en el mar

COmplejo eolico marítimo

La empresa española Pine Instalaciones y Montajes del grupo Ingeteam, se encargará del desarrollo y la ejecución de la subestación eléctrica sobre flotante que se construirá en Alemania.

El complejo eólico marino, denominado Wikinger (Vikingo), se situará a 30 km de la isla de Rügen ocupando un área de 34 kilómetros cuadrados del mar Báltico. Será el parque eólico más grande del mundo instalado a más de 40 metros de profundidad. El proyecto completo, de más de 1.500 millones de euros, ha sido adjudicado a la multinacional Iberdrola y se prevé que esté finalizado para el año 2016. La energía que conseguirán sus torres servirá para cubrir la demanda anual de 350.000 hogares y evitar la emisión anual a la atmósfera de 600.000 toneladas de Co2.

Pine se encargará del sistema eléctrico completo de la plataforma eólica, que hará de centro neurálgico del parque, realizando las labores de ingeniería, el suministro de equipos, montaje, las pruebas onshore/offshore, puesta en marcha y la compleja logística offshore necesaria para este proyecto.

Las pruebas se realizarán en dos fases. Una primera se llevará a cabo en Puerto Real (Cádiz), donde Navantia está construyendo la plataforma de la subestación. Y la segunda se realizará después del ensamblado, en su ubicación definitiva en el Mar Báltico.

Además de las tareas descritas anteriormente, también se realizarán trabajos de movilización y desmovilización de personal y equipos en el mar Báltico. Para ello Pine gestionará el alojamiento de personal a bordo de un buque flotel. Dicho buque permanecerá de forma continuada conectado a la plataforma durante la puesta en marcha final.