Canciller Muñoz sobre Conferencia Nuestro Océano “es un evento histórico para América Latina”

Durante un encuentro con la prensa en el marco de la Conferencia Nuestro Océano 2015, el Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, destacó que este “es un evento histórico para América Latina y creemos que es un complemento pragmático a las negociaciones internacionales, ya que de aquí salen resultados específicos, compromisos voluntarios que tienen que cumplirse”.
Respecto del anuncio de la Presidenta de la República, sobre la creación de un área marina protegida que sobrepasa el millón de kilómetros cuadrados, señaló que “es un aporte muy significativo, no sólo para nuestro país, sino que para la humanidad. Ahora el desafío es ejercer control una vez que eso esté consolidado, particularmente en el caso de Rapa Nui”.
El Secretario de Estado agradeció a las instituciones, a las ONG, a los filántropos y a las comunidades de las islas oceánicas, “que han sido el factor fundamental para mover al Estado de Chile en esta dirección”.
“Tenemos un camino importante por delante, esperamos durante la conferencia recibir muchos más compromisos y comunicaciones alentadoras por parte de la comunidad internacional”, agregó.
Respecto de la nueva política contra la pesca ilegal, el Ministro Muñoz dijo que esta política refuerza medidas ya existentes y agrega otras, “particularmente en cuanto a negar el acceso a puertos a los buques que creamos que han estado pescando ilegalmente”. En ese sentido, recordó que este negocio es comparable al narcotráfico y al tráfico ilegal de armas: “se estima que el negocio de la pesca ilegal puede generar entre 10 mil y 20 mil millones de dólares, por lo que las medidas que se están tomando, especialmente el acceso a puertos, resultan una de las más importantes”, enfatizó.
Recordó además que la Presidenta firmó el “Acuerdo de Naciones Unidas sobre Poblaciones de Peces Transzonales y Altamente Migratorios”, conocido también como “Acuerdo de Nueva York”, que permitirá fiscalizar incluso más allá de las 200 millas, ya que “habitualmente los buques que pescan ilegalmente, a veces lo hacen dentro de la zona económica exclusiva, pero muchas veces lo hacen en el límite”