Conflicto Inesperado: “Aforo de Cargas Limpias instancia logística que hace inminente un rayado de cancha”

Graphicrip.com_Freight Transportation (3)

Las diferencias entre EPV y TPS parecen haber tomado ribetes nunca vistos en la historia de las concesiones portuarias en nuestro país. Es un tema del que todos están opinando, y que para el ciudadano común es de poco interés. Las cargas limpias y su aforo, un tema que no había aparecido en la palestra en Valparaíso hasta ahora y viene a sentar un precedente en la relación que las Empresas Portuarias Estatales llevan con sus concesionarios y con los agentes involucrados en la cadena de entrada y salida de las distintas mercancías al país.

Repasemos la Historia

Las empresas portuarias estatales fueron creadas por la ley 19452, del 19 de Diciembre de 1997. Esta ley, las constituye en personas jurídicas de derecho público , que se relacionan con el Gobierno a través del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Pasando a formar parte del SEP (Sistema de Empresas Públicas) .

El artículo 4º de dicha ley, aclara que el objeto de las empresas portuarias es: “La administración, explotación, desarrollo y conservación de los puertos y terminales, así como de los bienes que posean a cualquier título, incluidas todas las actividades conexas inherentes al ámbito portuario indispensables para el debido cumplimiento de éste. Podrán, en consecuencia, efectuar todo tipo de estudios, proyectos y ejecución de obras de construcción, ampliación, mejoramiento, conservación, reparación y dragado en los puertos y terminales.”

Entonces, EPV (Empresa Portuaria de Valparaíso) está mandatada por el estado a ordenar administrativamente los terrenos que están a su cargo, hacer estudios y mejoras al sistema.

Por su parte TPS, parte del grupo Ultramar, es el concecionario más antiguo en Valparaíso y fue durante muchos años, el único concesionario operando. En este periódo de tiempo, esta empresa, realizó importanets inversiones en infraestructura y desarrolló una excelente relación con sus colaboradores, siendo indiscutible su aporte al incremento de la transferencia de carga en el puerto y la modernización del sistema, logrando además, un buen acercamiento a la comunidad porteña.

Sin embargo, la generación de nuevos proyectos realizados por EPV, ha generado controversias con TPS, los que no ven con buenos ojos la gestión que hasta el momento ha realizado la estatal.

 

TERMINAL PORTUARIO DE VALPARAÍSO

La empresa portuaria ha iniciado una serie de acciones comunicacionales en torno al tema de las cargas limpias y se ha visto enfrentada a manejar el tema con los trabajadores que, hasta hace poco, estaban involucrados en el proceso de desaforo de las cargas limpias dentro del terminal, ya que este proceso fue trasladado a la ZEAL (Zona de Extención y Apoyo Logístico), área concesionada por EPV, destinada a entregar servicios a la carga, y que posee una zona especialmente dedicada a las inspecciones y fiscalización.

En entrevista con Kawésqar, Francesco Schiaffino, Gerente de TPS, consultado frente a estas materias nos explica que la acción judicial interpuesta por TPS se debe a “la necesidad de resguardar nuestros derechos frente a lo que consideramos un cambio de reglas del juego que es injustificado, arbitrario y discriminatorio. No estamos pidiendo privilegios, solo igualdad de condiciones para mantener la competitividad del puerto de Valparaíso”.

Aclara que esto afecta a Valparaíso y nos comenta que “lo que está en juego, claramente, es la competitividad de Valparaíso. Si este puerto se encarece frente a los demás, los usuarios van a preferir otros terminales. La medida impulsada por la EPV significa que por cada contenedor de importación sujeto a aforo, los clientes deberán pagar $120.000 adicionales, lo que representa $ 1.920 millones de pesos al año”.

Schiaffino piensa que este nuevo escenario genera un gran desincentivo al momento de elegir la zona donde se construirá el futuro Puerto a Gran Escala, decisión que impacta de manera muy importante en cualquier economía regional y que existe la necesidad de resguardar los derechos de TPS.

Cargas limpias trasformadas en Vedette

Las cargas limpias han vivido varios momentos de cambio durante estos últimos años.

En diciembre el año pasado debido a condiciones puntuales existentes en el puerto en relación a la gran cantidad de carga que no había podido ser movida, la Aduana de Chile autoriza de manera provisoria a aforar en TPS, haciéndole ver al Terminal 1 que debe cumplir con requisitos técnicos y de infraestructura con plazo 30 de junio de 2015, lo que fue aceptado.

Según fuentes de Aduanas, esto no se cumplió por lo que Aduana volvió el 6 de julio a la ZEAL.

Esta acción generó fuertes y violentas reacciones en los supuestos trabajadores de TPS, para proteger, según ellos, su fuente laboral, quienes atacaron las dependencias de EPV y Aduanas.

 

María Paz Mendía, Secretaria General del Servicio Nacional de Aduana reaccionó frente a los ataques que perpetraron supuestos trabajadores de TPS en protesta por la decisión tomada diciendo: “El Director Nacional de la Aduana ha recibido a todos los actores involucrados en el conflicto del Puerto de Valparaíso “ y que “en el Servicio Nacional de Aduanas , cumplimos con lo que la ley nos manda a hacer en la forma que nos lo manda hacer” recalcó, “Nos atenemos a nuestras competencias, facultades y atribuciones, no podemos transgredir el marco legal y la verdad es que si esto va en contra de intereses particulares , estamos dispuestos a dialogar, pero no es la forma con violencia”.

Frente a las acusaciones de discriminación dijo: “El SNA Cumple con el mandato que la ley le entrega, no hay discriminación, no hay un acto de decisión de la Aduana, tienen que informarse de cómo es el conflicto, les reitero, el SNA, es un actor más dentro del sub conjunto de actores”.

Consultada por este conflicto en particular y por la supuesta presión de los funcionarios para aforar en ZEAL declaró: “Son las autoridades las que deben resolver. Aduanas es un actor más”.

“Los funcionarios de aduanas mientras estuvieron aforando en TPS transitoriamente, no formularon ninguna objeción y ellos cumplen las funciones que tienen que cumplir en el lugar que así se determine”.

Para TPS esta decisión tiene costos importantes y aclaran que solo esperan que se respeten los compromisos adquiridos públicamente que son: que los costos de la cadena logística del puerto de Valparaíso no van a aumentar. Dicen que es la única forma de mantener la competitividad de Valparaíso y declaran: “Durante 15 años, hemos invertido en infraestructura, tecnología y capacitación para hacer de Valparaíso un puerto de altísima eficiencia y hemos alcanzado un movimiento de carga muy superior a cualquier proyección que se haya hecho inicialmente”.

La esfera Política

Fuera de la comunidad portuaria el Diputado UDI Osvaldo Urrutia, en entrevista con nuestros medios asociados Portal Portuario y Empresas Océano, declaró que a su juicio “TPS ha levantado un conflicto artificial y ha sido un mal vecino” y que “las declaraciones que ha hecho el gerente general de TPS faltan a la verdad, porque nunca en la historia las cargas limpias se han aforado al lado de los terminales portuarios. Hay que hacer un poquito de historia, porque antes de que empezara a operar la Zeal esto se hacía en Puerto Barón y allí habían unos trabajadores que se llamaban aforistas, que no son trabajadores portuarios y ellos hacían este trabajo”.

Consultado sobre el referido “cambio de reglas por parte de TPS”, comentó: “El Plan de Desarrollo de la empresa portuaria, que es estatal, decidió hace muchos años, y eso lo sabía TPS, porque incluso ellos postularon a la licitación de la Zeal y conocían perfectamente las bases, que toda esta actividad previa al proceso de estiba y desestiba se hiciera fuera de la zona portuaria, por eso se llama Zona de Extensión de Apoyo Logístico para dar más espacio para depositar los contenedores”.

En esta entrevista descartó de plano que a TPS se le hubiese discriminado y aclaró que a ellos se les amplió su contrato por diez años con el objeto de que pudiera ampliar el sitio 3 del Terminal 1 para poder recibir a lo menos dos buques post panamax en el Terminal 1, mejorándole incluso su negocio. Dijo que “el puerto ha tenido toda la condescendencia necesaria para que ese concesionario se pueda desarrollar de buena forma, entonces no puede hablar aquí de discriminación. Además, agregó, que cuando el Estado decide construir la Zeal en Placilla para dar más espacio de respaldo al puerto, estos trabajadores se trasladan a la Zeal y allí crean unas pequeñas empresas que la misma Empresa Portuaria de Valparaíso ayudó a consolidar y los capacita para que presten ese servicio. Son estos trabajadores los que van a quedar sin trabajo si TPS logra doblarle la mano al Estado, ya sea a Aduanas o al Ministerio de Transportes para que se permita aforar en el Terminal 1, esa es la verdad. Nunca se había hecho el aforo en un terminal portuario, porque se hacía en Puerto Barón y en la Zeal. Los trabajadores portuarios no son aforistas, nunca lo han sido y decir lo contrario es faltar a la verdad”.

 

Los Agentes de Aduanas tienen mucho que decir…

Los Agentes de Aduanas representados por su presidente Felipe Santibáñez, consultado por Portal Portuario en referencia a su visión de las cargas limpias declara: “Esto de las cargas limpias partió por una situación muy sentida del sector transporte, al cual nosotros estimamos, y creemos que su solicitud es totalmente lícita, porque estaban perdiendo tiempo como locos y con un costo tremendo y eso es solo una parte del tema. Este es un problema que va más allá de los almacenes, de la Zeal, EPV y TPS… Aquí hay intereses, y hay que hablarlo muy claro, para llevarse todos los almacenes a las cercanías de Santiago, lo que antiguamente se llamaba el Puerto Seco.

Acusa a TPS de ser parte de un gran “matón” ya que “es una de las sociedades que corresponden a este grupo de empresarios que quieren llevarse el comercio exterior para la casa y EPV les estaba dando de comer y les quita la comida”.

En la misma entrevista comenta que no hay razón legal para que TPS no pueda atender en puerto. “Está bien que el SAG revise en la Zeal donde hay un área más limpia, con menos polvo, menos contaminación. La mercadería normal se pueden hacer ahí como funcionamos por muchos meses en la que se juntaron 20 mil contenedores que no hallábamos como sacarlos y hubo que recurrir a TPS y ellos dijeron “ya, yo voy” y de la noche a la mañana les dicen “no”. Entonces poniéndose en la posición de TPS uno dice por qué unos sí y otros no”.

Santibáñez cuestiona “¿Por qué ahora le restringen el tema (a TPS) cuando es más eficiente y es de menor costo?, porque hoy día se ha duplicado el costo de la salida portuaria y ¿quién paga eso? el usuario que es el importador y el usuario final que es el chileno que consume y compra, porque el importador si tiene un costo más se lo agregará a su precio de venta, pero también las compañías que navegan por los mares están viendo que pasamos de ser un puerto eficiente a uno demorado”.

El personero, comenta que los agentes de Aduana han visto retrasos en su labor, debido a cambios que se han producido porque la mayoría de la carga, cerca del 70%, se está yendo a almacenes privados y sólo el 30% a la ZEAL, y que Aduanas no tiene capacidad para responder de manera rápida por falta de personal.

Santibáñez advierte que este no es un problema solo de Valparaíso, sino del futuro de las ciudades puerto del país. Esto es materia de un proyecto de Ley, porque “lo que le pasa a TPS es producto de una ley mal planteada, pero lo otro que viene detrás, tanto en el Consejo Logístico como Portuario es una vergüenza. En esta Comisión, de la cual yo participé, dijimos enérgicamente que esto está planteado para darle satisfacción a la actividad naviera-portuaria para trasladar los almacenes a la Región Metropolitana, dejando a Valparaíso transformado en una caleta, donde las cosas “van a pasar” no más por acá”.

¿Crear una Autoridad Portuaria Civil solucionaría este tipo de conflictos?

Consultado, TPS nos comenta que no creen que se trate de tener una nueva figura o institucionalidad: la actual normativa es clara. E insisten en que en todos los terminales del país, los aforos se realizan dentro del puerto y así lo establece la ley. Solo queremos igualdad de condiciones.

Mientras que los agentes de aduana creen que aquí tiene que haber una Subsecretaría manejada por el Ministerio de Hacienda. Y que “lo que hizo la Comisión, de forma muy errada y presionada por el sector marítimo, portuario y naviero, fue de que esto quedara en manos de Transporte y nunca en Chile ni en otros países el comercio exterior ha estado en el Ministerio de Transporte”.

 

Comunicado de los Trabajadores Portuarios de Valparaíso

La Coordinadora Marítima Portuaria de Valparaíso, cuestiona duramente las declaraciones del Diputado Osvaldo Urrutia, en lo que concierne al tema cargas limpias ya que éste asegura que es falso que exista pérdida de turnos para los trabajadores portuarios eventuales, luego que los aforos de carga fueran enviados a la ZEAL por la Empresa Portuaria de Valparaíso y además afirma que esta labor jamás fue efectuada por trabajadores del sector.

Los dirigentes aseguran que existirá una pérdida importante de turnos ya que a partir de enero de 2015 cuando llegó el aforo físico de los contenedores de Aduana y que se mantuvieron durante 6 meses, se aforaron 4.500 contendores, trabajaron 50 trabajadores portuarios en 2 turnos, laborando 7.800 turnos/hombres a un valor de 40 mil pesos.

“Al parecer el Diputado Urrutia sigue sin conocer el funcionamiento del puerto de Valparaíso, cuando fue parte del directorio de la EPV nunca se reunió con los trabajadores y quizás nunca conoció el terminal y sus instalaciones, esto se ve reflejado en sus falsas declaraciones. Debemos aclarar al diputado que son cerca de 7 mil 800 turnos que se distribuyen en 400 trabajadores (son redondillas por turnos) los que se perderán, afectando la fuente laboral de nuestros asociados y la competitividad del puerto”. Precisó Sergio Baeza, vocero de la Coordinadora.

“Además, es importante señalar al diputado que los trabajadores eventuales siempre han aforado pero no en empresas de estiba y desestiba y que desde el año pasado gracias a la ley n° 20.773 artículo primero letra A, se estableció que toda faena efectuada en los puertos debe ser realizada por trabajadores portuarios. Por tanto, le aconsejamos al diputado que se preocupe del distrito que representa en el cual hay hartos problemas con constructoras y que no interfiera en materias que no le corresponden, para eso nosotros tenemos diputados y senadores en Valparaíso. Sería bueno preguntarle, ¿por qué defiende tanto a la ZEAL de AZVI y a la EPV?, quizás porque estos errores vienen desde la época en la cual era parte del directorio y hoy quiere ayudar a tapar el nulo trabajo realizado por la estatal”. Sentenció.

Finalmente Baeza manifestó que “para los representantes de la Coordinadora no es impresentable el apoyo otorgado por el senador Chahuán, él ha sido el único que nos ha escuchado en este tema y tiene conocimiento real del problema que nos afecta. El diputado por su parte debe informarse más si quiere opinar de lo contrario que se preocupe de su distrito y no trate de ser un salvavidas para AZVI y la EPV”.