CSAV obtiene utilidades por US$ 32,4 millones en el cuarto trimestre de 2016

Utilidades por US$ 32,4 millones obtuvo la Compañía Sud Americana de Vapores en el último trimestre de 2016. Este resultado se explica principalmente por los resultados obtenidos en el segmento portacontenedores: en los últimos tres meses del año Hapag-Lloyd, naviera alemana de la cual CSAV es el principal accionista, obtuvo utilidades por US$ 46,2 millones.

Los programas de eficiencias y reducción de costos, la captura de las sinergias con el negocio portacontenedores de CSAV y un portafolio de servicios de transporte balanceado, son los principales factores que explican los resultados del cuarto trimestre de la firma germana.

Con esto, CSAV acumula dos trimestres consecutivos con utilidades. Sin embargo, producto de las pérdidas registradas durante los primeros seis meses del año, la compañía cerró el 2016 con una pérdida anual de US$ 23,3 millones.

El gerente general de CSAV, Oscar Hasbún, destacó el buen desempeño de Hapag-Lloyd en el cuarto trimestre en comparación con el de sus competidores. Sin embargo, advirtió que las condiciones de la industria naviera continúan inestables. “Seguimos en un escenario de alta volatilidad en las tarifas. Además en el primer trimestre de 2017 ha habido un aumento en los precios del petróleo y en los valores de mercado de arriendo de naves, ambos efectos creando una presión al alza en la estructura de costos de la industria portacontenedores”.

Por otro lado, los servicios operados directamente por CSAV (transporte de vehículos, transporte de carga líquida a granel, negocio logístico y de freight forwarder) registraron una utilidad de US$ 2,4 millones en el cuarto trimestre del año, cerrando así nueve meses consecutivos de resultados positivos y logrando compensar un primer trimestre muy deprimido. Si bien las condiciones del mercado siguen siendo desfavorables, la compañía ha logrado revertir esta tendencia por la vía de acuerdos operacionales que han permitido una baja significativa en sus costos y mejoras en la utilización de los barcos producto de mayores volúmenes transportados.

 

Accionistas aprueban aumento de capital

En Junta Extraordinaria efectuada hoy, los accionistas de CSAV aprobaron la realización de un aumento de capital por hasta US$ 260 millones, el cual tiene por objeto dotar de liquidez a la empresa para adquirir nuevas acciones de Hapag-Lloyd una vez que ésta se fusione con UASC y mantener así una participación de al menos 25% en la empresa combinada. Con dicho porcentaje, CSAV podrá influir decisivamente en materias fundamentales de la firma, como fusiones, adquisiciones, aumentos de capital, etc. La realización de esta capitalización está condicionada al cierre de la fusión.

A modo referencial, si el aumento de capital en Hapag-Lloyd se hiciera al precio actual de la acción y con el tipo de cambio vigente, los fondos que CSAV requeriría para ello serían de alrededor de US$ 212 millones. La intención de la Compañía es colocar finalmente en el mercado lo estrictamente necesario para conseguir el 25%. El monto aprobado hoy contempla una holgura, en caso que el precio de colocación de las acciones de Hapag-Lloyd o la evolución del tipo de cambio Euro/dólar lo ameriten.

El gerente general de CSAV, Oscar Hasbún, valoró el respaldo de los accionistas en este nuevo proceso y destacó la relevancia de la fusión entre Hapag-Lloyd y UASC, la que permitirá a la compañía fortalecer su posición en la industria, consolidándose dentro de las cinco navieras portacontenedores más grandes del mundo, obtener sinergias estimadas de US$ 435 millones anuales y contar con una de las flotas más modernas de la industria. Agregó que, de cumplirse las condiciones necesarias para cerrar la transacción, ésta debiese materializarse a más tardar el 31 de mayo de este año.