Dirigentes portuarios amenazan con bloqueo a cruceros

Luego de una reunión sostenida este martes entre ejecutivos de Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) y representantes de la Confederación de Trabajadores Portuarios de Chile (Cotraporchi), la Coordinadora Marítima Portuaria de Valparaíso y el Sindicato N° 1 de TPS, desde Puerto Valparaíso se advirtió sobre la amenaza de nuevas acciones de presión por parte de los sindicatos de eventuales.

Cristian Calvetti, gerente de Asuntos Corporativos indicó que “los dirigentes encabezados por Sergio Baeza y Roberto Rojas, manifestaron estar dispuestos a entorpecer nuevamente la operación del puerto a través de medidas de fuerza, y en particular durante las próximas fechas de recaladas de cruceros, tal como ocurrió el pasado 15 de febrero, cuando un reducido grupo de portuarios eventuales se tomó la puerta de acceso al Terminal 1, impidiendo la atención de miles de pasajeros de dos cruceros que permanecían en el puerto”.

“Pese a que nuestro gerente general, señaló estar dispuesto a abordar las problemáticas laborales de los trabajadores eventuales, y propuso alternativas para resolver efectos negativos en la empleabilidad del sector portuario, desde la Coordinadora dijeron que no están interesados en discutir ninguna propuesta que no signifique acceder a desarrollar actividades de aforo al interior de los terminales, pese a que históricamente en Valparaíso estas funciones se han desarrollado fuera del puerto”, agregó Calvetti.

En la reunión se señaló la imposibilidad de que EPV acceda a esta solicitud, debido a que existen pronunciamientos judiciales concluyentes sobre la materia; porque una decisión de esta naturaleza afectaría gravemente la competitividad del puerto de Valparaíso, debido a que traer estas actividades de fiscalización al borde muelle, podría constituir un monopolio; y porque además se perjudicará directamente las fuentes laborales de cientos de personas que hoy se desempeñan como aforistas en ZEAL y en otros cinco almacenes extraportuarios de la comuna.

Debido a lo anterior, los dirigentes de la Coordinadora amenazaron con realizar nuevas manifestaciones, y en particular durante las jornadas de recaladas de crucero, buscando así afectar la operación del puerto.

De acuerdo a la planificación de los terminales, los próximos cruceros recalarán el jueves 9 (”Amadea”); el sábado 11 (“Hanseatic”); el miércoles 15 (“Crown Princess”); el viernes 17 (“LeBoreal”), el domingo 19 de marzo (“Celebrity Infinity”), el jueves 23 (“Regatta) y el lunes 27 (“Hebridean Sky”) con un total aproximado de 20 mil visitantes, que implicaría una pérdida de 1.560 millones de pesos (2 millones 400 mil dólares) para la industria turística de la Ciudad-Puerto de Valparaíso y el país.