Empresas chinas buscan participar en licitación para obras del Túnel de Agua Negra

El proyecto que se estima costará US$1.400, unirá la región de Coquimbo con la provincia argentina de San Juan, y será el más grande de Suramérica.

Cuatro empresas chinas de ingeniería han manifestado su interés en participar en la construcción del Túnel de Agua Negra, un proyecto de US$1.400 millones que unirá Chile y Argentina atravesando los Andes, destacó hoy en Pekín el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga.

Las empresas que podrían entrar en el concurso de licitación, dijo el ministro en una entrevista, son China Harbour Engineering, China Railways Engineering, China Shangdong International Economic & Tecnical Cooperation y China Jiangsu International, aunque el número de firmas interesadas podría aumentar en nuevas rondas de negociaciones.

Undurraga forma parte de la delegación público-privada chilena que esta semana celebra en el país asiático la Semana de Chile en China con el fin de impulsar con diversos actos en Pekín y Shanghái el comercio pero sobre todo las inversiones entre los dos países, que aún no están a la altura de los intercambios de productos.

“China es el principal socio comercial de Chile, el 22% de nuestras exportaciones van a este país, pero esto, por diversas razones, no se ha reflejado en el área de infraestructuras”, subrayó el ministro al margen de diversos seminarios y reuniones para promocionar su país.

El Túnel de Agua Negra, de 13 kilómetros y que perforará la cordillera andina, unirá la región chilena de Coquimbo con la provincia argentina de San Juan, y será una vez completado el más grande de Suramérica.

Además de este proyecto, diversas empresas chinas han manifestado durante las reuniones mantenidas con Undurraga interés en conocer la cartera de concesiones de obras públicas en asociación público-privada (donde la inversión se recuperaría a través de peajes o subsidios estatales).

“Hay mucho interés en los proyectos más grandes, sobre todo aquellos por encima de los US$200 millones” , subrayó Undurraga con respecto a la cartera de obras, que sumadas requerirán una inversión de US$13.000 millones.

Destacan entre las obras la ampliación de carriles de la Carretera Nahuelbuta en Bio Bio, el proyecto de la G-66 o “Carretera de la Fruta” entre dos de los principales puertos del país (Valparaíso y San Antonio) y otras vías para el tráfico rodado en Santiago, Valdivia y Puerto Montt.

Undurraga subrayó que el interés de China por invertir en infraestructuras, que también fue expresado por el presidente chino, Xi Jinping, en sus reuniones con Michelle Bachelet, el pasado año en Brasilia y Pekín, con ocasión de las cumbres del Celac y del Foro Asia-Pacífico.

La calidad de las infraestructuras chinas, especialmente en campos como la construcción de túneles y puentes, es una de las principales razones que han llevado a Chile a ofrecer estos proyectos a firmas chinas, subrayó el ministro.

Undurraga, de hecho, visitó esta semana una infraestructura sobre el río Yangtsé en Shanghái (este de China) que combina un puente de 10 kilómetros y un túnel de ocho, con el fin de conocer la calidad de las grandes obras de ingeniería chinas.

“Yo quiero tener más actores en nuestro país, y si hemos logrado que capitales españoles, colombianos, franceses, holandeses, incluso coreanos y japoneses se instalen, no hay razón para que no lo hagan capitales chinos”, resaltó jefe de la cartera de obras públicas.

La actual incertidumbre de la economía china, envuelta en crisis bursátiles y con síntomas de rápida ralentización que ha intentado responder con una reciente devaluación de su moneda, no afecta a Chile en su búsqueda de socios chinos, aseguró hoy el ministro.

“Lo que buscamos es una relación de largo plazo, que esté más allá de las coyunturas económicas que puedan tener las economías de uno y otro país, por lo tanto siempre es un buen momento”, afirmó Undurraga.

 

Fuente: Estrategia