Hapag-Lloyd Chile obtiene su primera certificación por modelo de prevención de delitos

hpag-lloyd-bh-compliance-1

Hapag-Lloyd, una de las mayores empresas portacontenedores del mundo, recibió oficialmente el certificado de BH Compliance en Chile, muestra de la efectividad del programa interno impulsado por la empresa para combatir los delitos de cohecho, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

La oficina local de la naviera obtuvo este reconocimiento por primera vez, gracias a un plan llevado a cabo voluntariamente con el objetivo de responder a los requerimientos regulatorios del país. El Manual de Administración, Prevención y Supervisión (MAPS) fue creado especialmente para su aplicación en las oficinas chilenas de la empresa.

El gerente de la Región Sudamérica de Hapag-Lloyd, Andrés Kulka, recibió el reconocimiento y agradeció el trabajo coordinado de las oficinas locales y alemanas para lograrlo. “Este documento no solo refleja los valores de Hapag-Lloyd; también destaca nuestro compromiso con el desarrollo de Chile, porque estamos convencidos de que solo podremos crecer en un ambiente financiero sano y transparente”, dijo tras la ceremonia de entrega.

De acuerdo a la ley chilena, puede imputarse responsabilidad penal a las empresas respecto de delitos como cohecho, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Ante esto, la ley ofrece la posibilidad de obtener un certificado como prueba de la efectividad de las medidas de prevención de este tipo de delitos.

El certificado es válido por dos años y sirve de base para una posible renovación en el futuro y, en el caso de Hapag-Lloyd, incluso para obtener certificaciones similares en otras sedes de la empresa alrededor del mundo, de acuerdo con las normas aplicables.