Hapag-Lloyd obtiene financiamiento para cinco nuevos buques de 10.500 TEUs e incrementa sus reservas de liquidez

La naviera acordó préstamo con un consorcio bancario para financiar las cinco nuevas naves ordenadas por la empresa en abril de este año. Usando como referencia el financiamiento obtenido para estos buques, la compañía renegoció otros contratos de deuda existentes, lo que generará un ahorro total de US$ 40 millones.

La naviera alemana Hapag-Lloyd acordó un préstamo por US$ 372 millones, a 12 años plazo, con un consorcio bancario. Los recursos serán destinados al financiamiento de los cinco nuevos buques de 10.500 TEUs ordenados por la compañía en abril de este año.

Las cinco nuevas naves serán utilizadas principalmente en los tráficos de Sudamérica y se espera que sean entregadas entre octubre de 2016 y mayo de 2017. Cada una cuenta con 2,100 espacios para contenedores refrigerados (reefers) y son especialmente adecuados para el transporte de alimentos perecibles. Con esta inversión, Hapag-Lloyd busca fortalecer su posición como uno de los principales carriers de contenedores reefers a nivel mundial.

El consorcio bancario estuvo liderado conjuntamente por Credit Agricole, DNB, HSBC y UniCredit. Asimismo, dado que la orden de los nuevos buques fue realizada a un astillero coreano, las agencias de crédito de exportación coreanas K-Sure y KEXIM también participaron en el el financiamiento.

Paralelamente, Hapag-Lloyd consiguió incrementar su línea de crédito con el consorcio bancario de US$ 95 millones a US$ 200 millones, con el fin de fortalecer sus reservas de liquidez en condiciones financieras atractivas.

Asimismo, usando como referencia el financiamiento obtenido para las naves de 10.500 TEUs, la compañía renegoció otros contratos de deuda existentes, logrando disminuir en US$ 40 millones su carga de intereses durante el periodo de amortización de los mismos.

“Hemos asegurado el financiamiento para nuestros nuevos buques en atractivas condiciones”, afirmó el gerente de Finanzas de Hapag-Lloyd, Nicolás Burr, quien agregó que “además hemos conseguido reducir significativamente nuestra carga de intereses y, al mismo tiempo, obtener mayor flexibilidad financiera al aumentar nuestros compromisos de liquidez”.

 

Sobre Hapag-Lloyd

Tras la fusión con CSAV en diciembre de 2014, Hapag-Lloyd se convirtió en una de las compañías de transporte marítimo más importantes del mundo. Su flota, una de las más modernas de la industria, está compuesta por 188 buques portacontenedores, con una capacidad total de aproximadamente 1 millón de TEUs.

Es miembro fundador del G6, una de las mayores alianzas navieras del mundo. Ofrece 128 servicios de línea, que garantizan conexiones rápidas y confiables entre todos los continentes. Actualmente es uno de los principales operadores en los tráficos del Atlántico y América Latina.