Implementación Enmienda SOLAS: Masa Bruta Verificada (VGM)

DCIM100SPORT

Acuerdo entre los principales actores de la industria y la Autoridad Marítima respecto de la aplicación de la enmienda del convenio SOLAS que, a contar del 1 de julio, exigirá la verificación, mediante un certificado, de la masa bruta de los contenedores de exportación (VGM).

El documento final que normará la implementación fue ratificado en reunión sostenida con la Dirección General de Territorio Marítimo y Marina Mercante (Directemar), el cual considera que su aplicación tendrá un mes de marcha blanca previo a la entrada en vigencia la norma internacional dispuesta por la Organización Marítima Internacional (OMI).

– REVISAR CIRCULAR DE LA DIRECCIÓN GENERAL DEL TERRITORIO MARÍTIMO Y DE MARINA MERCANTE

En palabras del Director de Seguridad y Operaciones Marítimas de la Directemar, Contraalmirante LT Mario Montejo, “La idea es hacer algo sencillo, que sea fácil, no entrampar el sistema de exportaciones, generar todo lo que sea la facilitación marítimo-portuaria para que todos los productos que salen de Chile salgan de manera rápida, de manera eficiente, pero con la certificación de calidad y la certificación, en este caso particular, de la masa bruta de saber cuánto pesa el contenedor por un tema de seguridad de la dotación y del buque que va a transportar esa carga al destino final”.

Digital

Montejo, además, detalló que el certificado del peso verificado de los contenedores -que debe ser entregado por el expedidor de la carga- podrá emitirse de forma on-line, aunque también se están analizando fórmulas para que dicha información sea transmitida de forma automática.

“Es bastante eficiente, porque aquí se tiene que generar obligatoriamente un certificado que genera quien expide la carga en el que dice cuánto pesa exactamente el contenedor con su carga al interior, entonces generamos un certificadoon-line, como primera fase, que lo pueden llenar de los mismos contenedores de la misma empresa y lo pueden enviar con una firma electrónica o un password que entrega la Autoridad Marítima. En una segunda etapa, estamos pensando en que este certificado se pueda generar de forma automática”, añadió el Contraalmirante.

Aspectos ténicos

Los aspectos ténicos de la directiva que regirá para la aplicación del VGM en Chile implicará -como dicta la OMI- que el expedidor de la carga emita el certificado de masa bruta de los contenedores de exportación llenos.

Este pesaje deberá hacerse en virtud de los dos métodos posibles; es decir, la totalidad del contenedor o bien los bultos que sean cargados, incluyendo los materiales de estiba, embalajes, pallets. El control del peso; en ese sentido, deberá hacerse con equipos calibrados y certificados por el Sistema Nacional de Acreditación del Instituto Nacional de Normalización.

Dicha información tendrá que ser enviada al capitán del buque y la obtención de dicho certificado se hará de forma digital en una plataforma que estará habilitada en la página web de la Autoridad Marítima.

Respecto de las discrepancias, éstas deberán ser subsanadas por el expedidor de la carga o su representante antes del embarque; sin perjuicio de lo anterior el capitán de la nave podrá aceptar dicho contenedor en la medida que esté convencido de poder transportarlo sin poner en riesgo su nave ni a su dotación.

La máxima discrepancia aceptable será de +5% y de 10% en el caso de productos vivos que, por sus procesos fisiológicos, puedan tener cambios sustanciales en su masa.

Los contenedores no podrán llenarse más allá de la masa bruta máxima indicada en la placa de aprobación, relativa a la seguridad prescrita en el Convenio Internacional sobre la Seguridad de los Contenedores, enmendado.

A su vez, los contenedores deberán dar cumplimiento a lo estipulado en la norma de la Organización Internacional de Normalización (ISO) para el marcado e identificación de contenedores y, será la tara que habrá de utilizarse para determinar la masa bruta verificada del contenedor lleno.

El contenedor deberá tener sus marcas actualizadas si este ha sido sometido a reparaciones importantes, como cambio de piso, cambio de puertas y otros que afecten seriamente la tara del mismo.

La circular aprobada tiene una vigencia de seis meses y tendrá un periodo de marcha blanca que se iniciará antes del 21 de mayo hasta el 15 de junio. Posterior al primer semestre de implementación, este procedimiento será revisado a objeto de implementar modificaciones que sean requeridas, quedando en vigencia los cambios por seis meses más.

Fuente ALOG