Puerto de Mejillones afina expansión para competir con Antofagasta en exportación de cobre

La competencia para exportar concentrados de cobre de las mineras en el norte está aumentando. Esto porque el Puerto de Mejillones -propiedad de Ultramar (Von Appen) y la constructora Belfi (Elgueta)- está en la etapa de ingeniería de su proyecto de expansión en tierra.

El terminal de la Segunda Región está avanzando en la ampliación de sus instalaciones, la que contará con nueva infraestructura para el acopio y envío de concentrados del metal rojo, opción que ha tomado fuerza ante el interés de algunos privados ante las dificultades que se han generado con este negocio en Antofagasta.

Con esto, busca ampliar sus servicios, ya que Mejillones es uno de los principales terminales del país de ácido sulfúrico. Según comentaron en la empresa, tras finalizar el trabajo de ingeniería, el proyecto estaría en condiciones para ejecutarse.

Recalcaron que el puerto cuenta con todos los permisos ambientales para el acopio y exportación de metales. Según consta en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), en 2011 recibió la aprobación.

“Dicha expansión aumentaría la capacidad de recepción y almacenamiento para el posterior embarque de los concentrados que se obtendrían en los nuevos proyectos mineros de la región”, dijo la firma.

Eso sí, declinaron entregar más detalles, como por ejemplo eventuales negociaciones que mantengan con empresas mineras.

Las opciones de los Luksic

Para quienes el terminal privado sí es una opción es Ferrocarriles de Antofagasta (FCAB), firma controlada por Antofagasta plc, del grupo Luksic. La compañía ha buscado alternativas para exportar el concentrado de minera Sierra Gorda, operada por la polaca KGHM, que hasta el momento hace sus envíos desde la capital de la Segunda Región.

“Debido a diversos factores que afectan a la empresa que se hace cargo de la recepción, almacenamiento y embarque del concentrado en el Puerto de Antofagasta, nos encontramos buscando alternativas para eventualmente transportar el concentrado a través de otros puertos”, señaló la compañía en una consulta de pertinencia al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

La firma propone que se mantenga el trazado desde Sierra Gorda hasta la Estación Prat y, ahí, incorporar el ramal existente que lleva hasta Mejillones, “lugar donde el concentrado sería descargado, acopiado y embarcado”.

Añadieron que “dada la necesidad de nuestro mandante y el hecho de que FCAB mantiene y opera el ramal existente entre la estación Prat e instalaciones portuarias de Mejillones, su incorporación como alternativa para embarcar en un puerto distinto del Puerto de Antofagasta, representa una oportunidad real para exportar el concentrado de cobre a través de instalaciones portuarias que cuenten con la infraestructura y permisos necesarios”.

Fuente: Diario Financiero