Ramón Achurra Larraín asume presidencia de Fedefruta

El empresario agrícola y dirigente gremial, Ramón Achurra Larraín, es el nuevo presidente de la Federación Nacional de Productores de Frutas de Chile, Fedefruta, luego del proceso eleccionario del gremio que escogió a su directiva para los próximos dos años, tras finalizar el período 2014-2016 encabezado por Juan Carolus Brown Bauzá.

Ingeniero Agrónomo de la Universidad Católica, Achurra ha trabajado por más de 55 años como productor en las regiones de Atacama, Metropolitana, O’Higgins, el Maule y Los Lagos, liderando avances en uva de mesa, manzanas y peras, cerezas y carozos, kiwis en la zona central y arándanos en el sur. Todo, por medio de la mecanización y modernización de huertos, plantación de nuevas variedades, la diversificación de mercados para la fruta chilena, y la asociatividad entre los empresarios del rubro, entre muchas otras aristas.

Ramón Achurra no solo ha desarrollado su vida empresarial en torno a la fruticultura de exportación, ya que también se ha consolidado en el sector vitivinícola, ganadero y porcino. Sin embargo, su conocimiento de la industria frutícola lo llevó el 2008 a ser presidente de Frusexta, la asociación de productores y exportadores de fruta de O’Higgins, cargo gremial le permitió convertirse en director de Fedefruta a mediados de 2010, cuando visibilizó los efectos para los productores y exportadores de un dólar bajo los 500 pesos.

Ahora, como presidente de Fedefruta para el período 2016-2018, espera que las autoridades chilenas entiendan la importancia de la fruticultura como herramienta para el crecimiento económico del país, por lo que es necesario legislar en ámbitos laborales que tengan en cuenta las necesidades particulares de una actividad que “depende de los vaivenes del clima”.

En este sentido, Achurra aclara que no está en desacuerdo con que se haga una Reforma Laboral, pero que la que se encuentra ahora en el Tribunal Constitucional “no tiene considerado al trabajador frutícola”, afirma. “Mide con la misma vara nuestra industria y cualquiera otra que está bajo techo en las ciudades, no tiene en cuenta a los contratistas ni a los temporeros, como tampoco a las mujeres, jóvenes y personas de edad más avanzada que juegan un rol muy importante en el campo”.

El nuevo presidente de Fedefruta agrega que, una vez que se promulgue la Reforma Laboral, “esperamos que se pueda legislar para los temporeros, contratistas y empleados permanentes del sector, a modo de consolidar una fruticultura armoniosa”, explica. “Los empresarios dependen de los trabajadores y los trabajadores de los empresarios, por lo que tenemos engranar estos dos motores para tener la mejor de las relaciones en beneficio no solo de ambas partes, sino también del país”.

Llamado a la unión del gremio agrícola

Con 76 años, Ramón Achurra es el décimo presidente en la historia de la Federación, fundada por asociaciones locales de la zona central en noviembre de 1985, cuando Chile apenas exportada 360 millones de dólares en fruta fresca, principalmente a los Estados Unidos. Tres décadas más tarde, y gracias al trabajo mancomunado de los productores, exportadores y autoridades de turno, nuestro país tiene alrededor de 300 mil hectáreas de huertos plantados y está cerca de superar los US$5.000 millones en envíos a América, Europa, Asia y Medio Oriente.

Con las políticas públicas adecuadas para el desarrollo rural, “creo que podremos duplicar la superficie plantada con frutales”, argumenta Achurra, “ya que tenemos las condiciones naturales del clima, el agua y las ganas tanto de la parte empresarial como laboral para hacer de Chile un gran proveedor de frutas como las que sabemos producir, con nuestras uvas, manzanas, kiwis, cerezas, arándanos, paltas, carozos, cítricos, frutos secos y todas especies que exportamos al mundo”.

Como presidente de Fedefruta, Ramón Achurra también participará en las reuniones del directorio de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), y las mesas permanentes de dialogo social del agro en las que se sientan gremios empresariales y sindicatos rurales. “Continuaremos llamando a la unidad de los gremios agrícolas para encontrar salida a nuestros problemas”, dice, “y espero seguir cultivando la muy buena relación que tenemos con el Ministerio de Agricultura, del Trabajo y la misma presidenta Michelle Bachelet”.

El dirigente asegura que Fedefruta seguirá trabajando con servicios públicos como Corfo, Sercotec y ProChile para el emprendimiento local y la promoción de la fruta en los mercados, al igual que con organismos, intendencias y municipalidades de provincia para desplegar estrategias de innovación y fomento empresarial. “Necesitamos ser comprendidos por estas entidades para el buen funcionamiento y el éxito de nuestra industria”.

Directorio Fedefruta

Asimismo, la directiva 2016-2018 de Fedefruta mantendrá a los tres anteriores presidentes del gremio, Antonio Walker (2010-2012), Cristián Allendes (2012-2014) y Juan Carolus Brown, y a los mismos directores del período anterior:

Ramón Achurra Larraín: presidente
Jorge Valenzuela Trebilcock: primer vicepresidente
Antonio Walker Prieto: segundo vicepresidente
Claudio Vergara Tagle: tesorero
María Inés Figari Barrera: secretaria
Juan Carolus Brown Bauzá: Director
Cristián Allendes Marín: Director
Felipe García-Huidobro Sanfuentes: Director
Domingo Romero Cortés: Director