SAAM cierra 2015 con utilidades por US$68,9 millones

 

SAAM hizo un positivo balance del año 2015, período en que obtuvo utilidades por US$68,9 millones. De acuerdo a lo reportado por la firma, al considerar conjuntamente sus estados financieros consolidados y los resultados de sus empresas coligadas en su valor proporcional, respecto de 2014 sus ventas totales experimentaron un leve descenso de 3%, al alcanzar US$ 748 millones, mientras que el Ebitda se elevó en 11%, al totalizar US$ 203 millones.

Para llegar a estas cifras, el cuarto trimestre de 2015 aportó ventas por US$ 180 millones (-10%), un Ebitda de US$46 millones (-8%) y utilidades por US$32 millones (+31,5%).

“Los resultados del año 2015 fueron positivos, pese al complejo contexto macroeconómico global y a la reconfiguración de la industria naviera, que demanda una porción relevante de los servicios que prestamos. En este escenario no sólo logramos buenas cifras, sino que pudimos reforzar los vínculos con nuestros socios y consolidar el lugar de liderazgo que tenemos en la región”, señaló el gerente general de SAAM, Javier Bitar.

El año estuvo marcado por la consolidación de la alianza con Boskalis en la División Remolcadores, que generó sinergias por más de US$15 millones, superando con creces las proyecciones iniciales.

A ello se sumó el fortalecimiento de Tramarsa, en Perú. A través de una operación que implicó reducir la participación de SAAM en dicha compañía de 49% a 35%, con los socios locales se acordó traspasar un activo estratégico al portafolio de negocios de la sociedad: el Terminal Internacional del Sur (TISUR), el tercer mayor puerto del vecino país. Este acuerdo generó, además, una utilidad extraordinaria cercana a los US$32 millones.

Resultados 2015 por divisiones

La División Terminales Portuarios registró un crecimiento anual en sus ventas de 4% (US$ 245 millones) y su Ebitda se elevó en 14% (US$ 71 millones), logrando compensar la pérdida neta de servicios derivada de la reconfiguración de la industria naviera y, en Chile, de los días perdidos a causa de las recurrentes marejadas en las costas del país y de las paralizaciones ocurridas en los terminales de Iquique (ITI) y Antofagasta (ATI).

Como hitos del período, que tendrán un efecto de largo plazo sobre esta área de negocios, destacan la extensión por diez años (prorrogables a 20) de la concesión del terminal estadounidense de Florida (FIT), el inicio de transferencia de vehículos a través del puerto mexicano de Mazatlán y los avances en las ampliaciones de los terminales chilenos de San Antonio (STI) y San Vicente (SVTI), así como en el ecuatoriano de Guayaquil (TPG). Además, en 2015 se materializaron relevantes inversiones en equipamiento de última generación, entre las que destacan la adquisición de dos nuevas grúas Ship To Shore Super Post Panamax por parte de STI y la llegada de dos grúas móviles Super Post Panamax a ITI.

La División Remolcadores, en tanto, registró ventas por US$280 millones (1% menos que en 2014) y un Ebitda de US$102 millones (19% superior), resultado que se explica en importante medida por los logros alcanzados por los dosjoint ventures (JV) concretados con la holandesa Royal Boskalis. El JV de Brasil, que fusionó las operaciones de ambas compañías en ese país, alcanzó sinergias extraordinarias, y el JV creado para atender en forma conjunta Canadá, Panamá y México, consiguió relevantes renovaciones en este último mercado (Lázaro Cárdenas, Veracruz y Altamira). Además, se inició del proceso de fortalecimiento de la flota de toda la división, con la construcción de ocho nuevos remolcadores de última generación, que permitirá consolidar el liderazgo de SAAM como cuarto operador mundial del rubro.

La División Logística experimentó una disminución de sus ventas a US$224 millones (13% menos que en el período anterior) y de su Ebitda a US$29 millones (14% menos que en 2014). En el período esta área de negocios realizó avances significativos en su proceso de adaptación al nuevo modelo de negocio de la industria naviera, que ha reducido los márgenes en los servicios que demanda e incluso ha generado pérdidas en algunas operaciones específicas. Por lo anterior, fueron cerradas las operaciones de depósito y maestranza de contenedores en Brasil y se redujeron algunos servicios a la nave en la zona central de Chile.

Como contraparte, Logística consiguió positivos retornos del negocio iniciado en Montes del Plata (Uruguay), mientras que Aerosan logró sobreponerse a la desaceleración que afectó al comercio exterior y obtuvo resultados comparables a los de 2014.

En Chile, se dieron pasos sustanciales en el desarrollo del negocio de 3PL o Contract Logistics: se conformó un equipo de profesionales especializados, se hicieron adecuaciones a la infraestructura destinada a este segmento y se cerró una serie de contratos pilotos para prestar servicios integrados en la cadena logística de clientes importadores y exportadores.