STI: Huelga daña al puerto y a toda San Antonio

San Antonio Terminal Internacional (STI) afirmó que todas las condiciones están dadas para reestablecer las negociaciones con los seis sindicatos de Muellaje del Maipo que se encuentran en huelga legal.

“Aquí no hay intransigencia. Lo único que hemos pedido para retomar las negociaciones es que permitan el acceso a los trabajadores que no están en el movimiento. Es decir, que ejerzan su derecho a huelga pero que no coarten el derecho a trabajar de los demás, que realizan funciones distintas a la transferencia de carga”, dijo el gerente general de STI, José Iribarren.

Agregó que la empresa también ha realizado importantes gestos de acercamiento, como proponer a los trabajadores sentarse a la mesa a negociar y normalizar el acceso al puerto por 72 horas para explorar un acuerdo, lo que fue rechazado. “Queremos avanzar y reiteramos esta propuesta para retomar las negociaciones inmediatamente, pero para ello tenemos que aunar voluntades. Las huelgas no son gratis para nadie: nuestros trabajadores, nuestra empresa, nuestros clientes y la ciudad están siendo afectadas y esto traerá consecuencias de largo plazo. Sin la confianza de los clientes ponemos en riesgo al negocio y el empleo que ofrece, situación que todos debemos hacer lo posible por evitar, pues la continuidad operacional es esencial para cualquier puerto y hoy está en entredicho”, dijo.

Iribarren reiteró el llamado a los trabajadores a tener en cuenta el escenario actual de la industria y la fuerte competencia en la región, que están impactando las tarifas y seguirán haciéndolo. Esto no es una novedad para nuestros trabajadores, pues durante el año se han realizado varias reuniones para informarlos al respecto y en base a datos objetivos durante todo el año.

“Nuestra empresa puede ofrecer a sus trabajadores lo que está en condiciones de pagar con sus retornos futuros. Las expectativas que tienen pueden ser aspiraciones muy legítimas, pero son subjetivas y lejanas de la realidad. Ninguna empresa hoy puede ofrecer un aumento de un 25% como piden los sindicatos. No solo no es realista, sino que no es sustentable en el tiempo para la viabilidad del negocio”, agregó.

El ejecutivo afirmó que el compromiso de STI es mejorar las condiciones a sus trabajadores con los necesarios equilibrios que permitan la proyección del puerto. Ya se han perdido más de 15.000 movimientos y los trabajadores más de 3.500 turnos. En promedio estas familias han dejado de percibir más de $150.000. “No queremos seguir aumentando estos números, pues tras estas cifras y más allá de la huelga hay un daño para todos los involucrados en el mediano y largo plazo, pues los clientes hoy tienen más alternativas para sus cargas”, comentó.

La empresa ofreció un aumento real mensual de más de 6% y un bono de término que está por sobre el promedio de la industria y del país.