Talcahuano al servicio de la industria naviera

La VIII región de Chile cuenta con una industria desconocida para algunos, pero muy importante para el sector marítimo. A su vez, los astilleros cumplen un rol fundamental para garantizar el funcionamiento de la industria naviera y -además- proveer de nuevas tecnologías que faciliten la labor en este ámbito.
Además, el trabajo al interior del dique requiere preparación y planificación por parte de todos los involucrados en los procesos de operaciones navieras.
Sobre el traslado de carga, los buques detenidos que no cumplen con esta labor deben pagar altos costos asociados por permanecer en el puerto, sin embargo, con la competitividad existente, este tipo de hechos son aislados por la rentabilidad de la operación.
Sin duda, el desarrollo de este sector convirtió a Talcahuano en la ciudad-puerto que alberga a ASMAR, el astillero más grande de Chile y Sudamérica y responsable de una intensa actividad marítimo-portuaria en la zona, prestando servicios a una gran cantidad de navieras, fueray dentro del país.
Experiencias
El armador Dareon Logístics (HK) Co., Ltda. tiene cinco buques hermanos y mueve cargas entre México, Ecuador, Perú y Chile. Sus principales operaciones son realizadas en Chile y Perú con B&M Agencia Marítima, que atiende naves desde 1997.
“Estamos muy contentos de que Chile tenga un buen astillero como éste, el país (Chile) debe estar orgulloso”, destacando además que tienen presente el trabajo realizado para rescatar a los mineros y todo lo
que han hecho como equipo para superar las diversas problemáticas que han debido enfrentar desde el terremoto del 2010 en adelante.

Respecto a la última entrada a dique de su buque Dareon “Brio Faith”, personal de la empresa conversó con Revista Kawesqar y señalaron que la nave ha trabajado con los principales astilleros de la costa oeste de América del Sur y están felices de compartir lo vivido.

Según lo previsto, tiene que zarpar desde Talcahuano antes del 20 de julio debido a la apretada agenda para el próximo viaje. “Perdimos dos días debido al mal tiempo. El buque tuvo la oportunidad de entrar a la bahía el 11 de julio, después de abrir el puerto. El astillero revisó y restableció el esquema de la lista de trabajo después de entrar al
muelle. Y ellos (ASMAR), dispusieron de más trabajadores para asegurar que el buque pudiera salir el 19. Todo se realizó sin problemas, y pasó la inspección de la clase para salir el 19 de julio”, comentan.
Hacen notar que como astillero trabajan para reducir la posibilidad deaccidentes y lesiones y proteger el medio ambiente de la contaminación, además, destacan el esfuerzo para garantizar que elplan de trabajo se pueda completar -según el horario- para evitar los retrasos, sin perder nunca de vista los procedimientos de supervisión
y prueba interiores, y controlar la calidad de trabajo antes de la inspección exterior.
En relación a los profesionales y técnicos del equipo, consideran a los trabajadores bien entrenados y destacan el esfuerzo en sus responsabilidades. “A diferencia de algunos otros astilleros, los propietarios no tienen que asignar más superintendentes para supervisar todo el proceso y así evitar algunas “sorpresas”, sostienen.

De esta manera, los trabajadores cumplen con las exigencias de las clases y facilitan el proceso de comunicación con los técnicos que las representan actuando siempre dentro de los estándares establecidos. Asmar -desde el punto de vista de Dareon- cuenta con servicios deapoyo que abarcan casi todos los aspectos de la construcción y
reparación naval. En Talcahuano se pueden encontrar casi todas las instalaciones de apoyo y la capacidad normal como fábricas de acero,pinturas, obras de tubería e incluso cuenta con instalaciones para equipos de prueba y reparación de electrónica.
Un tercer dique
Tanto ASMAR como la Región tienen gran demanda en cuanto a sus servicios y por este motivo, ha surgido la idea de construir un tercer dique para aumentar la mano de obra y generar impacto en el área de empleabilidad.
Desde la empresa, sostienen que “este tema lo vienen estudiando desde el 2007, habiendo efectuado desde esa fecha todos los estudios necesarios para la construcción de un Dique Seco o la instalación de un Dique Flotante de capacidades suficientes para poder recibir a un buque tipo Post Panamax”.