TPS presentó dos nuevas acciones judiciales contra medida impulsada por EPV

• Se trata de un recurso por desacato presentado en el Tribunal Aduanero y un recurso de protección en contra de del Servicio Nacional de Aduanas y EPV. • Estas acciones se unen a los recursos ya presentados anteriormente, en uno de los cuales los trabajadores portuarios de Valparaíso también se hicieron parte.

Terminal Pacífico Sur (TPS) presentó hoy miércoles dos nuevas acciones judiciales para revertir la decisión impulsada por la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) que impide el aforo en el puerto, beneficiando a la ZEAL.

La primera acción es un recurso por desacato a una orden de no innovar, presentado en el Tribunal Tributario y Aduanero, en contra del Servicio Nacional de Aduanas. La acción apunta a que se respete el fallo que adoptó dicho tribunal, que a través de una orden de no innovar, determinó que parte de los aforos de carga se podían continuar realizando en el terminal portuario mientras no se resolviera el problema de fondo.

La otra acción corresponde a un nuevo recurso de protección contra el mismo servicio y la EPV por decretar el traslado de todas las actividades de aforo e inspección física a la carga a la ZEAL y por ende impedir a TPS desarrollar tales actividades.

Ambas acciones tienen como objetivo revertir la medida discriminatoria promovida por la EPV, una decisión que afecta gravemente la competitividad del principal Puerto del país al incorporar un sobrecosto a la cadena logística.

En concreto este sobrecosto representa un valor de $120.000 más que el dueño de la carga tendrá que pagar por trasladar cada contenedor desde el puerto a la ZEAL para su revisión. Si este valor se multiplica por los 16 mil contenedores que mueve el año Valparaíso, el sobrecosto para los clientes suma un total de $ 1.920 millones.

De esta manera se confirma que no es efectiva la versión que apunta a un traspaso de costos. Incluso más, usando el supuesto, que no es real, de que este costo ya existe, no tiene sentido mantenerlo al contar con una alternativa mucho más conveniente y eficiente.

El gerente general de TPS, Francesco Schiaffino, señaló que “lo que hay que hacer es sumar uno a uno todos los costos de las alternativas y ver cuál es la más barata. Hoy TPS es más barato en los aforos en $120.000 por contenedor que la ZEAL y ese es un dato duro”.

Asimismo, no compartimos las declaraciones que destacan la eficiencia del modelo logístico impulsado por la ZEAL. De haber sido así, no se hubiera concretado el paro de transportistas de octubre recién pasado, donde la principal demanda del gremio eran las largas esperas que debían soportar en la ZEAL para recibir sus cargas limpias.

Fue precisamente este hito el que impulsó a TPS para invertir en la construcción y habilitación de la infraestructura necesaria para aforar en el terminal, la que contó con la debida aprobación del Servicio Nacional de Aduanas.

En la misma línea, el gerente general de TPS reiteró que no se entiende que Valparaíso sea el único puerto chileno al que se le impida aforar en sus instalaciones. “Por otra parte resulta insólito que la obstinación de la EPV significará un serio deterioro de la renta mensual que a dicha empresa estatal le corresponde recibir de parte de los terminales concesionados, como consecuencia de la desviación del flujo de carga y de las recaladas de naves hacia el Puerto de San Antonio”, concluyó el ejecutivo.

El Puerto de Valparaíso está legalmente habilitado para hacer la inspección de la carga de importación, cuenta con instalaciones operativas y de hecho hasta la fecha se había estado efectuando el aforo de carga en forma eficiente y competitiva.